Entradas

Mostrando entradas de 2019

2019

Imagen
Habían sonado las 12 campanadas y había tomado las uvas, junto a su madre, se dieron un beso y la acostó. Esa noche había decidido que sería exclusivamente para ella, llevaba tres años, junto a una persona egoísta, que, a pesar de ser su madre, la había recluido, en aquellas 4 paredes, sin más vida. 3 años, en los que todos los días se moría, todos los días le pasaba algo, todos los días la chantajeaba emocionalmente.  Se fue a su cuarto, se duchó con jabones aromáticos, se perfumó desde la punta de los pies hasta el cuello, se maquilló, se peinó y se puso un vestido de fiesta, que había comprado el día anterior, los zapatos de tacón de aguja, muy altos, sabía que le dolerían los pies, sin embargo, no le importaba, era su noche. Desde la habitación escuchó a su madre. —Hija, ven aquí, no me encuentro bien. —¿Qué quieres mamá? La madre, se incorporó en la cama, para mirarla de arriba abajo. —¿A dónde vas? No puedes irte, no me encuentro bien.Lo sé, mamá, llevas tres años, diciendo lo mism…

La hija

Imagen
Tenía 15 años, y por un casual, descubrió que era adoptada, se sintió engañada, traicionada, y muy enfadada; a esa edad, todo se convierte en una pesadilla; ahora comprendía, porque sus padres, eran tan mayores, entendía, porque no la apoyaban, porque siempre la estaban castigando. Con aquellos papeles, en los que decía que era adoptada, se presentó en la cocina y se sentó junto a aquellos dos, que decían que eran sus padres, y les pidió una explicación. Ellos, se miraron con tristeza, sabían que algún día llegaría ese momento. La madre, intentó acariciar y besar a su hija, y esta se apartó con desdén, mostrando rencor y desprecio. La madre, sintió una puñalada en el corazón, y comenzó explicando, con voz entrecortada por la pena y por el dolor. —Sí, eres adoptada, sin embargo, eres nuestra hija, te queremos más que a nuestra propia vida, fuiste nuestra ilusión, nuestro despertar, nos alegraste cada uno de los días en estos 15 años. Sabemos que tú, también nos quieres, aunque ahora, t…

El fugitivo inocente

Imagen
Se encontraba solo en aquella habitación, su única compañía era una silla, una cama, una mesa pequeña y una lámpara. Llevaba dos días mirando aquellos muebles y dándole vueltas a la imagen de aquella mujer tirada en aquel suelo frío, con la lluvia, cayendo sobre su cuerpo inerte, que arrastraba toda aquella sangre que salía de su cuerpo, que junto con el agua parecía demasiada, para un cuerpo tan pequeño. Lo había visto todo, había visto como aquel coche se abalanzaba sobre la mujer sin darle tiempo a reaccionar, había visto como el coche no paraba y seguía su camino, como si no hubiese pasado nada. Intentó ayudarla, era tarde, ya no podía hacer nada por ella, abandonó aquel pequeño cuerpo e hizo una llamada anónima para informar de lo que había pasado. Le hubiese gustado quedarse al lado de aquella mujer, hasta que llegase ayuda, pero no podía, él era un prófugo de la ley, estaba en busca y captura por haberse fugado de aquella cárcel, donde consideraba que no debía estar, que era un…

"No las hagas, no las temas"

Imagen
Buscaba en aquel contenedor algo que llevarse a la boca, el día anterior, había encontrado unas manzanas, de las cuales, había aprovechado más de la mitad. Ese día no encontraba nada, se había despertado tarde, y ya otros, habían rebuscado por los alrededores. Caminó a lo largo de la calle con la intención de buscar en algún otro sitio, no encontró nada, volvió a su casa de cartón, y se refugió mirando entre aquellos trapos si había quedado algo del día anterior. Encontró un corazón de una de las manzanas, la saboreó hasta que ya no quedó nada.
Hubo un tiempo que le hubiera dado asco comer ese corazón, hubo un tiempo que tiraba la mitad de lo que compraba; ahora pensaba que, si pudiese volver el tiempo atrás, no se dejaría infectar por la soberbia
Su estómago, le decía que aún tenía hambre, continúo rebuscando, sin embargo, no quedaba nada que aprovechar, la comida era escasa, había mucha gente buscando, necesitaba madrugar si se quería encontrar algo bueno.
Se recostó sobre aquel cartó…

Terror tras la puerta

Imagen
Estaba a punto de dormirse, cuando escuchó un ruido en la cocina, por un momento, dejó de respirar, para poder escuchar, se quedó quieta, sin moverse, y, de pronto, otro ruido, como si alguien hubiese movido los utensilios de cocina que tenía colgados.
Se quedó inmóvil en la cama, su corazón latía a mil por hora, no podía moverse, no sabía qué hacer, durante unos segundos, todo se quedó en silencio, hasta que, por debajo de la puerta de su habitación, vio cómo se encendía y se apagaba la luz del pasillo.
En ese momento, pensó, que se moriría de miedo, casi lo preferiría, a pensar, que alguien, podría entrar en su habitación y hacerle daño.
La luz del pasillo se encendía y se apagaba, y notaba como friccionaban una mano por la pared, no había sombras bajo la puerta, pero, escuchaba como había llegado, hasta tocar la puerta de su habitación.
Saltó de la cama lo más rápido posible y se apoyó de espaldas contra la puerta, intentando que nadie pudiese abrirla, al momento notó como alguien t…

Ansia de deseo

Imagen
Una tarde de diciembre, Matilde, había decidido viajar en coche, deseaba tener un día para ella, pensar, decidir qué hacer con su vida, que decisión tomar, buscar una solución.
Viajaba sola, dentro del coche se escuchaba el ruido del motor, y, el ruido de los coches con los que se cruzaba, no había querido poner la radio, ni música, y había apagado su teléfono.Quería silencio, para poder ordenar todos sus pensamientos.
Días atrás, había llegado pronto a casa, y había encontrado a su mejor amiga con su marido, ambos estaban en su cama, retozando, sudorosos, gimiendo de placer.
Se quedó en la puerta mirándolos, ellos, ajenos a su presencia, continuaban con su amorío, durante más de 20 minutos, allí estuvo, mirando a su marido, haciendo algo que nunca había hecho con ella, diciendo palabras que jamás le había oído, besando y acariciando a su mejor amiga, haciéndola disfrutar, como ella nunca había disfrutado.
Por un momento, sintió celos, en lugar de dolor, sintió envida, de no ser el…

Libertad de Movimiento

Imagen
Cuando me explicó que tener libertad de movimiento, no era lo más importante, supe que todo lo que tenía que hacer, era escuchar con atención, y darle la vuelta a todo lo que desde un principio creía que era la vida que siempre había querido.
Durante mucho tiempo dedicaba mi vida a vivir sin más, dormir, comer, trabajar, divertirme, hasta que descubrí que además de poder hacer todo eso, había otras formas de vida que sin querer estaban condicionadas.
Dedicar tiempo a otros, que creíamos, que no eran tan afortunados, dio un giro a todo lo conocido, descubrir que otras personas con movilidad reducida, podían decirme algo, me parecía imposible, pero así era, dedicar 5 horas a la semana, a centros donde ayudaban a personas con algún tipo de discapacidad, me hizo descubrir que yo también tenía un problema, y era, que no daba importancia ni valoraba lo poco o mucho que tenía, creía que mi vida era perfecta, y la perfección no existía, se podría estar cerca, aunque creo que la mayoría estába…

La luna llena y un lazo rojo

Imagen
Esta historia es verídica, su protagonista, me permitió compartirla con todos.Personalmente soy reacia a todas estas historias, pero ella lo consiguió y me pide que lo transmita por si otras personas creyentes lo pudieran necesitar. Durante dos años, la ansiedad, se estuvo apoderando de su cuerpo, de su mente, de su alma, se levantaba por las mañanas con el propósito de salir de casa en busca de un trabajo, parte de la mañana y parte de la tarde, las pasaba de empresa en empresa, dejando su currículum, nunca la llamaban y su desesperación llegaba al límite.
Un día, recibió una carta del banco pidiéndole que se acercase por su sucursal, mientras caminaba por la calle, sabía lo que le iban a decir, que ya no tenía a donde agarrarse, había tocado fondo, ya no le quedaba nada y tampoco conseguía salir de esa situación que la estaba matando.
Al llegar al banco, una señorita muy amable, le dijo que el director quería recibirla y le pidió esperar unos minutos, pues en ese momento estaba ocup…

Marco y Cleo

Imagen
Él, había acortado su nombre, nadie la llamaba Cleo, a ella le gustaba como sonaba en la boca de su amado, cada vez que oía su nombre, se sentía querida, se sentía especial y única.
Marco, se pasaba la mayor parte de su tiempo lejos de su amada, su afán por conquistar otras ciudades, era otra de sus pasiones, cuando estaba lejos solo pensaba en volver para estar con ella, y cuando estaba con ella se olvidaba que había otros mundos, a pesar de ello, deseaba esas batallas y esas conquistas.
Cuando estaba en la batalla, la imaginaba, con su piel color oliva, su cabello negro como el azabache, sus ojos rasgados, sus labios color cereza, y su cuerpo esbelto como el de una diosa. La amaba más que a su vida, le gustaba su forma de hablar, enfatizando alguna palabra, con ese tono de voz dulce, melodioso y lento. Le gustaba su risa, cuando él le contaba alguna anécdota graciosa. Le gustaba esa mirada triste cuando sabía que él tenía que partir.
Acostumbrado a ganar las batallas, se sintió terribl…

Imaginaria felicidad

Imagen
Joel, había encontrado una revista de juguetes, la llevaba escondida bajo la chaqueta para que su hermano mayor no se la quitase.  Tenía mucha ilusión por el día de Navidad, le gustaba, colocar el árbol, el nacimiento, las luces de colores y, en especial recortar de la revista todo lo que quería de regalo.
Se escondió en su habitación, abrió la revista y comenzó pasando las hojas muy despacio, señalando con un lápiz de color azul, cuáles eran las cosas que quería. Estaba tan ensimismado, que no se dio cuenta que su hermano había entrado en la habitación, ambos compartían aquel cuarto y no pudo hacer nada, solo vio volar la revista de sus manos a las de su hermano mayor.
Ambos comenzaron a pelearse por la revista y de pronto, Andrés, perdió el equilibrio, golpeando la cabeza contra un aparador, se cayó al suelo y se quedó inmóvil. Joel, cogió su revista y comenzó a reírse de su hermano. De la risa, pasó al miedo viendo que su hermano no se movía, se acercó a él y lo zarandeo agarrándolo…

La decisión de una madre

Imagen
Ya era tarde, cuando se decidió a subir las escaleras de aquella iglesia, la había elegido por su grandeza, todos los días la miraba y, le parecía un templo hermoso, poderoso. Alguna vez había entrado y en su interior había encontrado paz, miraba aquellos santos que parecían estar vivos y se sentía arropada y acogida.
Empujó aquella puerta con miedo, con indecisión, lo que iba a hacer le parecía aterrador, lo había pensado durante dos largos días, al tomar la decisión, se sintió aliviada, sabía que era lo mejor que podía hacer, su pequeña estaría mejor con otras personas, ella no tenía nada, no tenía casa, ni familia, ni nadie que cuidase de ella, pues también era una niña, solo tenía 15 años.
Se sentó en unos de los bancos con su hija en brazos, la miró y le pidió perdón, perdón por abandonarla, perdón por haber sido violada por aquel hombre malvado que, con engaños, se había aprovechado de su inocencia.
Depositó a su hija con mucho cuidado delante de la imagen de la Virgen María y, l…

De nombre Magdalena

Imagen
Había nacido en una época en la que no se tenía en cuenta su valía, era una mujer inteligente, despierta, desenvuelta, con un talento innato.La época en la que le había tocado vivir, no respectaba a las mujeres sabías, no tenían en cuenta sus valores, a pesar de existir muchas mujeres inteligentes, todas se daban en dote para el casamiento, cuidar de la casa, de los hijos y del marido.
Magdalena, vendía su cuerpo, en aquel burdel donde iban hombres sabios, pensadores, lo había elegido por que le gustaba escuchar aquellas conversaciones sobre otros países, otras culturas y aquellas frases con medas rítmicas.
Memorizaba aquellas poesías, los nombres de aquellos países, se evadía cuando hablaban de otras culturas, quería entender que existían otras gentes y no solo lo que ella conocía. Hubiera regalado parte de su vida, por poder acompañar a aquellos hombres en sus viajes.
En la estancia que ofrecía sus servicios, solo había unas mantas y una colcha que ella misma había tejido. La puerta e…

Condenado a maldecir

Imagen
Su cuerpo cubierto con una tela blanca llevaba dos días abandonado en aquel depósito, nadie había acudido a reclamarlo, estaba solo, frío, muerto.
En otro tiempo en el que estaba vivo, lo había tenido todo, dinero, poder, amor, salud.   Sin embargo, hubo un tiempo que no tenía nada, su poder se había esfumado, ya no tenía amor, ni dinero, aquellos que estuvieron a su lado le abandonaron al no tener nada que ofrecerles.
Durante meses estuvo vagando por la vida sin rumbo, hambriento, cansado, notando como poco a poco se le escapaba la vida, cuando lo tenía todo era egoísta, déspota, soberbio, aquellos que estuvieron a su lado no le ayudaron a levantarse tras la gran caída.  
Ahora estaba allí, cubierto con aquella sabana, sabía que estaba muerto, llevaba dos días pasando frío, sin poder gritarle al mundo tantas equivocaciones, sin poder volver al comienzo de su vida, sin poder evitar aquellos errores que le habían llevado a aquel estado.
Pensaba que casi era mejor el estar tapado con aquella…

Adán y Eva

Imagen
El campo estaba hermoso, era primavera, las ramas de los manzanos doblaban bajo el peso de la fruta. Adán, paseaba por aquel manzanar, se sentó a la sombra del manzano más frondoso, desde allí, la vería pasar. Todos los días Eva, iba al río a bañarse, pasaba por delante del manzano mirando disimuladamente a aquel hombre que la seguía con la mirada. Adán, pensaba que era una mujer fascinante; a pesar de no tener con quien compararla; su figura esbelta se pavoneaba delante de él, lo miraba de reojo, le dedicaba una leve sonrisa. 

Adán, también le sonreía, sin que ninguno de los dos se atreviese a decirse nada. Eva, creía que el hombre era atractivo, tenía buen cuerpo, una sonrisa encantadora, le parecía absurdo el no hablarse, pues no había visto que hubiese nadie más en la zona, se dijo que, al día siguiente, le diría algo.
Adán, mientras miraba como ella se alejaba camino del río, decidió tomar la iniciativa y seguirla, Eva, se dio cuenta, camino con más garbo que nunca, se dio la vuel…

En busca de Marcela

Imagen
Carlos, había nacido en una casa de hombres rudos, hombres dedicados al campo y al ganado, hombres que trabajaban de sol a sol.Carlos, era el pequeño de ese clan de 4 hombres, su padre, su abuelo y sus dos tíos. 
Su madre había abandonado aquella granja hacía muchos años, Carlos ya no se acordaba de su cara, de su voz o de su aroma. Todos los días, tan pronto llegaba del colegio, tenía que realizar una serie de trabajos, tenía que ayudar a recoger el ganado, cargar leña para el hogar y ordenar los aperos de trabajo. Aquellos 4 hombres volvían del campo y bebían hasta muy entrada la noche, ninguno de ellos se interesaba por Carlos, nadie le preguntaba cómo le iba en el colegio, o si quería hablar sobre algo. Carlos, quería ser madre, quería oler las flores del campo, quería pasear mirando el cielo, quería perfumarse y hablar de las novelas que había leído. Había intentado hablar con su padre, le había sido imposible, su padre solo hablaba de la granja, de trabajo y si no hablaba estaba b…

La anciana y el pájaro

Imagen
Había sido una mujer activa, durante años maestra en el pueblo vecino, algunas temporadas participaba como escritora en el periódico local, en general toda una vida entre letras, su tiempo libre lo dedicaba a viajar, conocer mundo, otras culturas que le aportaron sabiduría y conocimiento. Casi un siglo llevaba en este mundo, cien años bien aprovechados, había hecho todo cuanto deseaba.
Ahora cerca del siglo, estaba sola, llevaba cinco años en aquella casa, de la habitación a la cocina, de la cocina al salón y del salón al baño, y vuelta a empezar. En el sofá donde todas las tardes se sentaba podía ver desde la ventana un gran árbol, en verano le proporcionaba sombra, en invierno le daba un poco de vida a aquella solitaria habitación.
Se recreaba mirando como el viento movía las ramas, que seguro tendría más años que ella. Un día la rutina cambio, sobre el alféizar de la ventana se posó un pájaro, la cabeza era de color amarillo, las puntas de las alas de color naranja, su cuerpo de un …

El asesino de la marioneta

Imagen
Llevaba más de seis meses planeando el asesinato perfecto, necesitaba deshacerse de su socio, de aquel hombre que se lo estaba quitando todo, su mujer, sus hijos, su casa, y pronto querría también quedarse con su parte del negocio.
Habían sido amigos desde la infancia, unidos prosperaron montando varios negocios de venta y alquiler de coches, se podían permitir vivir bien, todo funcionaba correctamente hasta que ese copropietario se habían entrometido en su vida y no se lo iba a permitir.
Planeó con mucho cuidado y al milímetro el asesinato perfecto, para ello buscó a diez kilómetros de su ciudad un hombre con las mismas características que su asociado, lo encontró, eran de la misma estatura, más o menos los mismos años y un parecido asombroso. Lo estuvo siguiendo varias noches anotando su rutina, salir del trabajo, parar en un bar e ir a casa.
Esa tarde dejó todo planificado comenzaría la primera prueba. Durante el trayecto iba pensando en su venganza, sentía un bienestar que le producí…