La uva dorada

 La uva dorada

La nueva

La nueva


 La nueva

Tan pronto la vio entrar supo enseguida que era de su misma condición, la tez tan blanca, los ojos inexpresivos, la boca apretada, aquel “hola” inseguro que dijo  cuando el profesor la presentó, el caminar hacía su pupitre, la forma de mirar, todo ello le indicaba que al fin tendría una amiga con la que compartir, con la que poder hablar de sus deseos, pasiones, de todo aquello que le gustaba y que nadie más comprendería, al contrario, sería perseguido por esos que no creían, que pensaban que solo existía la vida que ellos tenían, si supieran que realmente otra forma de vida maravillosa convivía con ellos, nunca lo podrían creer.

Esa tarde llegó a casa feliz, su felicidad a vista de otros no era apreciable, sin embargo, sus padres notaban al momento que algo pasaba, parecía algo bueno. Contarles que la nueva niña podía ser como ellos, les entusiasmó, llevaban tiempo en solitario, cambiando de lugar cada poco tiempo, con miedo a ser descubiertos, con temor a que la otra especie se diese cuenta.

Sin perder tiempo prepararon una tarta con el ingrediente que más les gustaba, el componente secreto que llevaba años en la familia, pasando de generación en generación, el que les mantenía activos. Se presentarían en casa de la nueva, tan pronto viesen el pastel sabrían de inmediato donde estaban, como eran o como iban a reaccionar.

Los tres en fila esperaron, el niño llevaba la tarta en la mano, la nueva abrió la puerta, impasible, sin ninguna expresión en su rostro, la siguió su madre dicharachera, feliz de recibir vecinos, de hacer amigos. Al rato llegó el padre con una cerveza en la mano, acercándose al tiempo que echaba su brazo por encima del hombro del otro hombre y en ese momento comprendieron que seguían solos.

Ahora disponían de más ingrediente secreto para su sustento, muchos litros de sangre ordenados dentro del frigorífico, por un buen tiempo podían dejar tranquilos a los habitantes de aquel pueblo.

El pupitre quedó de nuevo vacío.


Comentarios

  1. Ay, Mar! Siempre sorprendiendo! Y relatando maravillosamente. Gracias siempre, abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!! que magnifica historia *-* la ameee jajajaja, ese final escalofriante no me lo esperaba y fue lo que más me gusto <3 la verdad que me encanto como escribes así que tienes una nueva seguidora y lectora jejeje si gustas visitarme mi blog es http://plegariasenlanoche.blogspot.com/ creo que tenemos gustos parecidos ;) nos estaremos leyendo!!!

    Un beso enorme desde Plegarias en la Noche.

    ResponderEliminar
  3. HOLA!!!! No me esperaba leer esto... Me ha encantado, pero al mismo tiempo me iba encogiendo el corazón en un puño. Pero me ha enganchado desde la primera línea.
    Gracias!!!

    ResponderEliminar
  4. Ohhh me ha encantado y sorprendido, jeje, cuando llegue a la mitad creí saber por donde iban los tiros y de repente....plas, me encontre en algo muy distinto de lo que me esperaba.
    Pues nada iré leyendote que me ha gustado mucho tu relato :D
    Besote!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Encontrar una persona nueva con la que podamos compartir y ser tan simplemente lo que somos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    ¡Sublime!
    Vamos que ni por asomo me esperaba el final, vamos, es que no intuía nada de nada, pero sinceramente me has sorprendido y para bien, porque si hay unos seres que me fascinan, y no sé porqué la verdad porque son todo lo contrario que yo, son los vampiros (quizás sea eso por lo que me atraen tanto).
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Holaaa,
    Creo que es la primera vez que me he olido ligeramente el final... Es lo que tiene llevar tanto tiempo leyendo tus fantásticos relatos quizás jejeje. Me quedo fascinada, como siempre.
    Un besote fuerte

    ResponderEliminar
  8. Vaya, si que el final tuvo un giro inesperado para mi, lástima lo que le sucedió a la familia de la niña nueva, me erizó la piel.

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa
    Me ha encantado como has usado esa figura tan famosa de la literatura paranormal pero sin llegar a nombrarla, dejando que nosotros la identifiquemos
    Y el final, como siempre, sorprendente!
    Un besazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.