Entradas

Nueva entrada

Mi libro

Imagen
El Diario de MatíasEn Amazon (1) tenéis disponible mi libro "El Diario de Matías".

Una novela de un amor prohibido, en la que ambos protagonistas tienen que luchar por defenderlo. Un amor que surge del mas allá, y al que nadie sabe darle una repuesta. Matías y Ágata viven ese amor con todas sus consecuencias.  Matías la conoce con 17 años y lucha por olvidarse de ella, nunca lo consigue, su corazón está atrapado en aquellas escaleras donde la conoció. Cuando Ágata,  le declara su amor, descubren que es prohibido, y tendrán que vivirlo apartados de todo y de todos. Matías, además descubre otro gran secreto que transtorna toda su vida. 
En este libro también incluyo varios microrrelatos y cuentos. 







Pesadilla

Imagen
Abrió los ojos, la habitación estaba oscura, percibía una rara sensación que no sabía describir, permaneció unos segundos mirando a su alrededor, hasta que sus ojos se acostumbraron a la oscuridad. Estaba en su habitación, sintió algo de alivio, intentó alargar el brazo para encender la luz, su cerebro no emitía ninguna respuesta para que el brazo se moviese, intentó mover alguna otra parte de su cuerpo, no podía, quiso abrir la boca para gritar, imposible, su cerebro no respondía a ninguna de sus órdenes.
Allí estaba inmóvil, boca arriba, en su cama, era lo único que sabía, de pronto notó una figura alineada con su cuerpo, solo los separaban unos centímetros, él flotaba, ella acostada, esa figura fue bajando hasta que su cara quedó pegada a la de ella, le podía ver claramente, sus ojos claros casi transparentes penetraban en su cerebro, notaba la presión de su cuerpo sobre el suyo, quiso apartar la cara para evitar el roce con la de ese hombre, su cerebro seguía sin obedecerla, inten…

El Sobre

Imagen
Había aparcado el coche delante de casa, se quedó un rato dentro, sabía que tendría que hacer la cena, ayudar a los niños con los deberes y luego posiblemente tuviese un poco de tiempo para él, llevaba mucho trabajo atrasado, sabía que era viernes y que el lunes le pedirían resultados.
Al llegar a la puerta de casa encontró un sobre, lo abrió y vio que era un jeroglífico, donde le indicaba que tenía que resolverlo cuanto antes y si no lo hacía todo en su mundo cambiaría. Entró en casa, sus hijos salieron a recibirle. Notaba algo raro, su hijo parecía cansado.
—Hola Papá, hoy te vamos a dejar un rato libre, ya hemos hecho los deberes. —Gracias, hijo, y ¿tu hermana? —Se está duchando, luego iré yo, y cenaremos. —Bien. ¿Y tú madre? —Ha salido un momento, viene ahora.
Dejó su maletín y se dispuso a preparar la cena, delante de la ventana de la cocina, vio a su mujer en el jardín, hacía aspavientos con los brazos como si le estuviese gritando a alguien, allí no había nadie, solo ella. No le d…

Regreso al hogar

Imagen
Durante tres meses se sentaba en aquel banco frente aquella cafetería, a través del cristal, podía verlo, moverse entre las mesas, sirviendo café, podía distinguir sus ojos amables, atento con sus clientes, pero ella notaba aquella tristeza oculta. Aquel hombre era su padre, estaba segura, recordaba sus movimientos, sus facciones, su mirada, la forma de caminar.  Le daba miedo acercarse, creía, que, si estaba equivocada, toda aquella alegría que le había dado encontrarlo, se esfumaría, aún no estaba preparada.
Todos los días a la misma hora se sentaba frente al bar, para mirarlo, cuanto más lo observaba más le quería, le había echado de menos durante años, se acordaba de su risa, de sus caricias, del tacto de su mano cuando la acariciaba. Se acordaba de estar jugando frente al espejo, y entrar su padre a abrazarla, aquel reflejo en el espejo, se le había quedado grabado, ella, con otro peinado, jugando consigo misma. Era como si una parte de su ser se hubiese quedado atrás, sentía un va…

Camina a mi lado

Imagen
Galopando por la pradera, se sentía seguro sobre los lomos de su caballo, su amigo durante años, habían crecido juntos, ambos se entendían con solo una mirada o un acercamiento.Ese día todo cambió, un tiro de un cazador, asustó a Sancho, que comenzó a galopar desbocado sin tiempo para que Rodrigo se agarrase fuertemente a las bridas. El impulso hizo que se descolgase de la silla y su pierna quedase enganchada en el estribo, Sancho galopaba con Rodrigo sin poder soltarse, notando como los huesos de su pierna se rompían por varios sitios, el dolor era insoportable. Sancho, a toda velocidad, introdujo su pata delantera derecha en un hoyo, se escuchó como su pierna se partía, Sancho caía al suelo arrastrando a Rodrigo.
Camino del hospital, Rodrigo, le rogaba a su padre, que no sacrificase a Sancho, que él, lo quería, aunque nunca más pudiese trotar.
Rodrigo, estuvo tres meses en el hospital, se había roto la pierna por tres sitios, la operación fue larga, y tendría rehabilitación para var…

Terror en el bosque

Imagen
La calma reinaba en el bosque, los árboles se movían al compás del viento, era el único ruido que se escuchaba, además de algún que otro canto de los pájaros. De pronto todo cambio, los pájaros levantaron el vuelo asustados, escapando de aquellos ruidos que habían roto la tranquilidad a la que estaban acostumbrados. Los roedores se escondieron en sus madrigueras y hasta los pequeños insectos se confundieron con las hojas de los setos o de los matorrales.
Aquella paz se había visto interrumpida por los gritos de una mujer, y los jadeos de un hombre, los animales que llevaban toda su vida viviendo en aquel bosque, sabían que algo estaba pasando, que aquello no era lo habitual en su día a día.
Escuchaban como las hojas del suelo se aplastaban, las pequeñas ramas se rompían y el silencio al que estaban habituados les incitaban a esconderse, sentían que el terror se había apoderado de aquel tranquilo bosque.
Los pájaros podían volar lejos, los roedores se podían esconder, los pequeños insec…

Braulio

Imagen
Desde la cocina, mientras recogía los platos, miraba hacía el salón, espatarrado en el sofá, estaba Braulio, llevaba 10 días allí tirado, se levantaba para ir al baño, para ir a dormir y poco más. Durante esos 10 días, bebía cerveza, comía cacahuetes y veía partidos de fútbol que tenía grabados. Se le quedó mirando durante un buen rato, él, ajeno a la mirada de su mujer, se desperezaba o les gritaba a los jugadores como si el partido fuese en directo o fuese la primera vez que lo veía. Miraba a aquel hombre, su Braulio, en calzoncillos, pensaba que era poco agraciado, que había engordado mucho y que se estaba quedando calvo, se le llenaron los ojos de lágrimas, no le importaba, quería a su Braulio, era un panchón, un bruto, pero era su Braulio. Él, se entretenía todo el día, no molestaba, pero tampoco daba conversación, la empresa había cerrado durante el confinamiento, Braulio se apoderó del sofá y de aquellos calzoncillos. Tenía que hacer algo, los primeros días, los había llevado b…

La última apuesta

Imagen
Llevaba tres días dando vueltas intentando buscar una solución, salía de aquel banco, y no había conseguido nada, era su última oportunidad, el director, su amigo,  no le había ayudado, él, sabía que las explicaciones eran objetivas, pero no quería entenderlo, se le acababa el tiempo. Se lo había jugado todo a las cartas, su coche, su casa, sus ahorros, tenía que pagar esa deuda, o dejaría a toda su familia en la calle. Le habían dado tres días para pagar, o se quedarían con todo. Su familia no sabía nada, les había prometido que no volvería a jugar, no lo había cumplido, esa noche había entrado en aquel bar, y los vio, allí, jugando, las cartas le llamaban, intentó irse antes de caer, por el contrario, su adicción era mucho más fuerte, jugó y lo perdió todo. Al salir del banco, llevaba el abrigo en la mano, se fue a pasear por la orilla del río, al poner el abrigo y meter las manos en los bolsillos, encontró una nota.
“Que injusta es la vida, eso es lo que crees ahora mismo, te lo ha…

Antes de la curva

Imagen
Llevaba más de un año cruzando por aquel camino, le resultaba cómodo, no había tránsito y se ahorraba 20 minutos de tiempo. El camino era ancho, sin casas, sin gente, solo árboles a un lado y al otro. Un camino recto, con solo una pronunciada curva justo en la mitad. Esa mañana desde lejos vio un coche aparcado antes de la curva, pensó si seguir o no, en dos segundos decidió que seguiría, no tenía tiempo de dar un rodeo o perdería el autobús.
Caminó decidida, pasó por delante del coche con la cabeza baja, no quería mirar que había dentro, tan pronto dejó atrás el coche, notó una presencia detrás, una mano que le tapaba la boca, y otra que la apretaba contra aquel cuerpo, cuando le dio la vuelta, quedó cara a cara con aquel hombre, en sus ojos había lujuria, deseo, locura, en los de ella, él, podía notar el terror.
Le destapó la boca y uso la mano para tocarla, estaba paralizada, no podía apartar la vista de aquellos ojos, de aquella boca. Como un resorte que se había activado en su in…

Global

Imagen
Pequeño, muy pequeño, demasiado pequeño y con todo ello paralizó continentes, países, ciudades, pueblos, aldeas... llegaba callado, se introducía dentro de nuestros cuerpos como si fuera suyo, anidaba durante unos días y luego estallaba. ¿De dónde vino? ¿Quién fue el primero?, ese paciente cero que ni él mismo sabía lo que iba a provocar. ¿O es que no hubo un paciente cero y hubo varios al mismo tiempo?
Mortal en algunos casos, pasivo en otros, nadie sabe lo que va a suceder, cuando esté dentro de nuestro cuerpo. ¿Lo venceremos?, no tengo ninguna duda, acabaremos con ese maldito, que ha llegado para trastornar la existencia, la forma de vida, la salud, la libertad, la economía.
Le daremos una patada tan grande que nunca volverá a desafiarnos. Unidos, cada uno en su espacio, esperaremos a esas mentes que día y noche trabajan en un remedio que acabe para siempre con él.
Mirar a las calles vacías, a los vecinos con cara de miedo cuando te oyen toser, a los insensatos paseando sin prevenc…