Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2020

Camina a mi lado

Imagen
Galopando por la pradera, se sentía seguro sobre los lomos de su caballo, su amigo durante años, habían crecido juntos, ambos se entendían con solo una mirada o un acercamiento.Ese día todo cambió, un tiro de un cazador, asustó a Sancho, que comenzó a galopar desbocado sin tiempo para que Rodrigo se agarrase fuertemente a las bridas. El impulso hizo que se descolgase de la silla y su pierna quedase enganchada en el estribo, Sancho galopaba con Rodrigo sin poder soltarse, notando como los huesos de su pierna se rompían por varios sitios, el dolor era insoportable. Sancho, a toda velocidad, introdujo su pata delantera derecha en un hoyo, se escuchó como su pierna se partía, Sancho caía al suelo arrastrando a Rodrigo.
Camino del hospital, Rodrigo, le rogaba a su padre, que no sacrificase a Sancho, que él, lo quería, aunque nunca más pudiese trotar.
Rodrigo, estuvo tres meses en el hospital, se había roto la pierna por tres sitios, la operación fue larga, y tendría rehabilitación para var…

Terror en el bosque

Imagen
La calma reinaba en el bosque, los árboles se movían al compás del viento, era el único ruido que se escuchaba, además de algún que otro canto de los pájaros. De pronto todo cambio, los pájaros levantaron el vuelo asustados, escapando de aquellos ruidos que habían roto la tranquilidad a la que estaban acostumbrados. Los roedores se escondieron en sus madrigueras y hasta los pequeños insectos se confundieron con las hojas de los setos o de los matorrales.
Aquella paz se había visto interrumpida por los gritos de una mujer, y los jadeos de un hombre, los animales que llevaban toda su vida viviendo en aquel bosque, sabían que algo estaba pasando, que aquello no era lo habitual en su día a día.
Escuchaban como las hojas del suelo se aplastaban, las pequeñas ramas se rompían y el silencio al que estaban habituados les incitaban a esconderse, sentían que el terror se había apoderado de aquel tranquilo bosque.
Los pájaros podían volar lejos, los roedores se podían esconder, los pequeños insec…

Braulio

Imagen
Desde la cocina, mientras recogía los platos, miraba hacía el salón, espatarrado en el sofá, estaba Braulio, llevaba 10 días allí tirado, se levantaba para ir al baño, para ir a dormir y poco más. Durante esos 10 días, bebía cerveza, comía cacahuetes y veía partidos de fútbol que tenía grabados. Se le quedó mirando durante un buen rato, él, ajeno a la mirada de su mujer, se desperezaba o les gritaba a los jugadores como si el partido fuese en directo o fuese la primera vez que lo veía. Miraba a aquel hombre, su Braulio, en calzoncillos, pensaba que era poco agraciado, que había engordado mucho y que se estaba quedando calvo, se le llenaron los ojos de lágrimas, no le importaba, quería a su Braulio, era un panchón, un bruto, pero era su Braulio. Él, se entretenía todo el día, no molestaba, pero tampoco daba conversación, la empresa había cerrado durante el confinamiento, Braulio se apoderó del sofá y de aquellos calzoncillos. Tenía que hacer algo, los primeros días, los había llevado b…

La última apuesta

Imagen
Llevaba tres días dando vueltas intentando buscar una solución, salía de aquel banco, y no había conseguido nada, era su última oportunidad, el director, su amigo,  no le había ayudado, él, sabía que las explicaciones eran objetivas, pero no quería entenderlo, se le acababa el tiempo. Se lo había jugado todo a las cartas, su coche, su casa, sus ahorros, tenía que pagar esa deuda, o dejaría a toda su familia en la calle. Le habían dado tres días para pagar, o se quedarían con todo. Su familia no sabía nada, les había prometido que no volvería a jugar, no lo había cumplido, esa noche había entrado en aquel bar, y los vio, allí, jugando, las cartas le llamaban, intentó irse antes de caer, por el contrario, su adicción era mucho más fuerte, jugó y lo perdió todo. Al salir del banco, llevaba el abrigo en la mano, se fue a pasear por la orilla del río, al poner el abrigo y meter las manos en los bolsillos, encontró una nota.
“Que injusta es la vida, eso es lo que crees ahora mismo, te lo ha…

Antes de la curva

Imagen
Llevaba más de un año cruzando por aquel camino, le resultaba cómodo, no había tránsito y se ahorraba 20 minutos de tiempo. El camino era ancho, sin casas, sin gente, solo árboles a un lado y al otro. Un camino recto, con solo una pronunciada curva justo en la mitad. Esa mañana desde lejos vio un coche aparcado antes de la curva, pensó si seguir o no, en dos segundos decidió que seguiría, no tenía tiempo de dar un rodeo o perdería el autobús.
Caminó decidida, pasó por delante del coche con la cabeza baja, no quería mirar que había dentro, tan pronto dejó atrás el coche, notó una presencia detrás, una mano que le tapaba la boca, y otra que la apretaba contra aquel cuerpo, cuando le dio la vuelta, quedó cara a cara con aquel hombre, en sus ojos había lujuria, deseo, locura, en los de ella, él, podía notar el terror.
Le destapó la boca y uso la mano para tocarla, estaba paralizada, no podía apartar la vista de aquellos ojos, de aquella boca. Como un resorte que se había activado en su in…

Global

Imagen
Pequeño, muy pequeño, demasiado pequeño y con todo ello paralizó continentes, países, ciudades, pueblos, aldeas... llegaba callado, se introducía dentro de nuestros cuerpos como si fuera suyo, anidaba durante unos días y luego estallaba. ¿De dónde vino? ¿Quién fue el primero?, ese paciente cero que ni él mismo sabía lo que iba a provocar. ¿O es que no hubo un paciente cero y hubo varios al mismo tiempo?
Mortal en algunos casos, pasivo en otros, nadie sabe lo que va a suceder, cuando esté dentro de nuestro cuerpo. ¿Lo venceremos?, no tengo ninguna duda, acabaremos con ese maldito, que ha llegado para trastornar la existencia, la forma de vida, la salud, la libertad, la economía.
Le daremos una patada tan grande que nunca volverá a desafiarnos. Unidos, cada uno en su espacio, esperaremos a esas mentes que día y noche trabajan en un remedio que acabe para siempre con él.
Mirar a las calles vacías, a los vecinos con cara de miedo cuando te oyen toser, a los insensatos paseando sin prevenc…

Danaus

Imagen
Enfundada en su protectora bolsa de algodón, escuchaba el sonido de otros animales, ella estaba segura, su envoltorio la protegía, era fuerte, y no permitía que nada se le acercase. Esa noche sabía que sería la última que iba estar resguardada. El silencio era majestuoso, de vez en cuando se escuchaba algún animal que había despertado, para marcar su territorio.
En sus genes, llevaba la belleza, el viajar hacía el calor, y la vuelta a su hogar, sin haber despertado al mundo ya sabía que algunas se irían y no volverían nunca, sin embargo, otras regresarían a su casa.
El día despuntaba soleado, los primeros rayos de sol, se colaban por entre las ramas de los árboles, poco a poco, se iba desenfundado de su crisálida, notaba como la luz acariciaba su pequeña cabeza, se movía al son de una canción cualquiera, sus melódicos movimientos hipnotizaban a otros pequeños insectos, que atónitos observaban como brotaban aquellas pequeñas bellezas.
Abría sus ojos a la luz, sus alas al viento, sus col…

La casa

Imagen
Durante meses había estado visitando aquel pequeño pueblo, le encantaban aquellas praderas verdes, las altas montañas y el pequeño lago, deseaba buscar un lugar tranquilo para terminar su nueva novela, quería estar sola durante un largo tiempo donde nadie la conociese. Tras visitar varias de las casas que estaban a la venta, se fijó en una, no estaba a la venta, pero parecía deshabitada, se interesó por esa casa, estaba ubicada en el sitio perfecto, aislada y con vistas a toda aquella tranquilidad. La casa si estaba en venta, se tenía que hacer a través de una gestoría online, nadie se quería acercar a enseñarla, la operadora le había comentado que estaba embrujada.Cuando escuchó esa palabra, casi le da la risa, ¿embrujada? ¡por Dios!, ahora entendía el buen precio que tenía. La compró sin dudarlo, el primer día que se instaló, un siete de junio, comprobó que necesitaba muy pocos arreglos, aunque si una buena limpieza, se puso a ello, descargó sus objetos personales, y le entró la cur…

Milagro

Imagen
Cuando pensaba que ya no viviría para ser abuelo, le dieron la mejor noticia que podía recibir, su hija estaba embarazada, por fin podría disfrutar de su nieto. Esperó con ilusión los meses restantes hasta el nacimiento, daba la impresión que había rejuvenecido 10 años, se sentía feliz, contento, rezaba para que todo saliese bien. La noticia le había dado esperanzas, ya estaba muy mayor, daba gracias a Dios, por dejarle conocer a aquel niño que vendría al mundo, y que era tan deseado. Una tarde, le pidió a su hija sacar el niño a pasear un rato por los alrededores, quería que sus amigos le conociesen, disfrutar de su compañía.La hija no pudo negarse, sabía cuánto adoraba a aquel niño y le permitió pasear, haciéndole prometer que volvería en una hora, recordándole que tuviese cuidado con la pendiente. Su rostro se iluminaba cada vez que miraba la carita sonrosada de su nieto, estaba comenzando a bajar la pendiente, cuando su vista se nubló, sabía lo que iba a pasar e intentó agarrar co…

El destino sobre raíles.

Imagen
El ferrocarril, se había detenido en la estación, estaría sobre unos diez minutos, por si algún pasajero quería bajar a estirar las piernas. El revuelo por el pasillo del tren era ensordecedor, algunos habían decidido bajar y moverse un poco por el andén.
Ella, iba sentada con la cabeza baja, no quería mirar a nadie, rezaba para que no se sentasen a su lado, no quería que le dieran conversación, ni que se fijasen en ella, sentía vergüenza de sí misma, pensaba que era una cobarde, una mala persona, estaba huyendo sin dar explicaciones, en una semana sería su boda, y lo había dejado todo, sin decir nada a nadie, y sin despedirse. Esa noche había entrado en pánico, aunque aquel hombre parecía buena persona y agradable, no le quería, solo pensar que tenía que entregarse a él, le daba nauseas, siempre había pensado en casarse por amor. Sus padres la habían vendido como si fuese ganado, él, era 20 años mayor, aunque se conservaba bien y parecía limpio, por el contrario, no podía dejar de pe…

Ñoños hasta el altar

Imagen
Se habían conocido una tarde de invierno, desde el primer momento habían congeniado tanto, que eran como dos gotas de agua, el destino los juntó y fue amor a primera vista, así llevaban un año, queriéndose como almas gemelas. Los amigos tanto por parte de él como de ella, estaban cansados de tanta ñoñería, no podían estar en ninguna reunión de amigos, pues ellos dos, solo se dedicaban a las carantoñas, a besarse, a llamarse por nombres inexistentes en lenguas que nadie conocía. Todas y cada una de las palabras que se decían terminaban en diminutivo. No podían deshacerse de ellos, les daba mucha pena tener que decirles que se buscasen un hotel, o que se quedasen en el coche, varios del grupo de amigos, se conocían desde la infancia, ninguno de ellos hubiera pensado que su amigo o amiga fuese tan ñoño. Después de un año de relación, decidieron casarse, los amigos, temían aquella boda, sabían lo que iba a pasar, sería de lo más incómoda y ñoña. Decidieron incluir a todo el grupo de amigos…

Dos meses y medio

Imagen
Aquí está la continuación del relato 2019 si pinchas en el año podrás leerlo.
La noche de fin de año la había disfrutado, se había reído, bailado y conversado con aquel hombre, que también estaba solo, habían hablado de sus vidas sin profundizar demasiado, ambos estaban bien juntos y eso era lo que en ese momento deseaban. A la mañana siguiente se había despertado con unos fuertes brazos rodeándola, estaba tan necesitada y tan a gusto que le daba miedo moverse, no quería que él se despertase. Se habían amado con pasión, en ese momento hubiese deseado que el tiempo se parase, y que por unos días se fundiese en un bucle para poder revivir de nuevo toda aquella pasión. Se despidieron, sin más, ninguno de los dos quería nada por el momento, dejaron todo en manos del destino, a ver qué tal se portaba. Llegó a casa, y encontró a su madre muy preocupada, le dio un beso, y le pidió disculpas por haber tardado tanto. Aquella mujer enferma, miró a su hija y de inmediato supo que algo bueno le h…

Armando

Imagen
Su vida hasta los 12 años había sido muy feliz, maravillosa, le encantaba jugar, salir al campo, estar con sus amigos; a partir de esa edad, ya nadie quería jugar con él, los padres apartaban a sus hijos de aquel niño que se estaba haciendo hombre de cuerpo y seguía siendo infantil de mente.
Armando, no lo entendía, él, solo quería jugar, sin embargo, los otros niños eran pequeños, y a veces su fuerza los lastimaba, no tenía malicia, tenía un gran corazón y era un buen amigo. El destino, había querido que su cuerpo fuese creciendo y su mente se quedase en la niñez. 
Cansado de ver como los otros niños jugaban y se apartaban de su lado, se centró en los pájaros, todos los días caminaba por el prado, por el bosque, por la orilla del rio y descubría aquellos pequeños animalitos. Se pasaba horas mirándolos, apreciando toda aquella hermosura, escuchaba sus cantos, se recreaba mirando como buscaban comida, como preparaban sus nidos. En una ocasión un pequeño mirlo se le posó en su hombro y f…

Universo paralelo

Imagen
Llevaban 6 horas de búsqueda sin novedades, habían movilizado a todos los de los pueblos adyacentes, que se habían agrupado de diez en diez para realizar las batidas más rápidas y abarcar más terreno. Desde que la alerta se recibía hasta la puesta en marcha, no había tardado más de 45 minutos, el tiempo era primordial, y tenían que encontrarlo lo antes posible. Javi, solo tenía 6 años, no podría haber avanzado mucho terreno en la oscuridad y seguramente con miedo y con frío. Las batidas se hacían en círculo, desde el campamento base, todos estaban comunicados y comprobaban cada rincón, esquina, matorral, cueva, hendidura minuciosamente, pues era muy pequeño y podía estar escondido o haberse caído en cualquier parte. Los padres de Javi, tras haber llamado a las autoridades, y ser sedados por su estado de angustia, ansiedad, terror, miedo, lloraban y se abrazaban rezando para que todo fuese un mal sueño, querían salir a buscarlo, pero les habían dicho que mejor era que esperasen, para q…

El matador, fin del juego

Imagen
Había comenzado muy bien, caminaba despacio, marcando el territorio, pendiente de cualquier peligro, disponía de tiempo suficiente, lograría salir de esa situación, estaba seguro de que esta vez lo conseguiría. Intentaba escapar, se escondía, saltaba por entre los arbustos, se colaba en aquellas viejas fábricas, miraba hacia los lados, intentando que el matador, no le viese, veía como algunos de sus compañeros, pasaban por delante de él, intentando también salvar su vida. Quedaba muy poco para llegar al final, esta vez lo lograría, no podía dejarse atrapar o estaría perdido, notó una presencia a su espalda y se escondió tras una vieja rueda de madera abandonada, no quería moverse, si el matador estaba cerca, podría verlo y se acabaría todo. Le quedaba una sola oportunidad, tenía que aprovecharla y ganar esta partida, costase lo que costase. Cuando ya creía que el peligro había terminado, notó como lo agarraban por detrás, lo vapuleaban y lo colgaban de aquellos ganchos, gritaba de dolo…