Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2020

¿Quién está ahí?

Imagen
¿Quién está ahí?

Le faltaba poco para ser considerada unas ruinas, sus viejas paredes se descascarillaban solo con un soplo de aíre, los cristales que todavía quedaban en pie habían adquirido un color marrón oscuro, en otras de las ventanas apenas quedaban restos de cristal. Un portalón verde gastado por el tiempo medio abierto dejaba intuir que nada bueno podía suceder una vez se traspasase. Una vieja chimenea era lo único que parecía que por ella el tiempo no había pasado.
Delante de aquel portalón quiso divisar si se podía ver algo dentro, asomó la cabeza con cautela, estaba oscuro, lo más cercano que podía divisar eran unas vigas medio caídas, basura de otros inquilinos, pequeños roedores moviéndose libremente a sabiendas que ningún humano con sentido común entraría en aquel lugar.Un viejo cuadro desgastado colgaba por una esquina de una columna en el medio de la gran sala. Mientras miraba pensaba en todas aquellas personas que durante años cruzaron aquella ajada puerta buscando un…

Luna negra

Imagen
Luna negra
Los días siguientes a la noche más terrible de su existencia su yo interior le carcomía, lo devoraba, disputaba una lucha continúa intentando olvidar el mal que le había ocasionado a aquella joven que seguramente ni se acordaba de todo lo sucedido.
Todo comenzó como un juego entre un hombre y una mujer que se acaban de conocer, el tira y afloja de ella, la insistencia de él, la complicidad sin malicia. Demasiadas copas para ella que la dejaron inconsciente, un hombre con todas las letras jamás se hubiese aprovechado de esa condición, a él le faltaban muchas letras para ser un hombre, su instinto de animal surgió cuando la vio tumbada en el asiento trasero del coche, indefensa, la contemplaba observando su rostro hermoso, su falda algo subida dejando ver los muslos bronceados por el sol, su camisa apretada contra sus pechos permitiendo intuir lo que ocultaba. Su nivel de alcohol no le dejaba pensar, se sentó a su lado acariciándola, hasta que sucedió lo que nunca hubiese hech…

Un destino para Ela

Imagen
Un destino para Ela

Ela, llegó hasta la cumbre como una importante directora, poseía un buen estatus social, una fortuna acumulada invertida en acciones, inversiones, bienes inmuebles, demasiado capital ahorrado que no disfrutaba. Su vida solo giraba en ir subiendo de puesto, para ello su actitud tuvo que ser la de una leona, sin importarle quien cayese o a quien tuviese que pisar. Suponía era la única forma de llegar a lo alto.
Toda su vida estaba centrada en trabajar, el único descanso que tenía era dormir a lo cual no dedicaba demasiadas horas. Ela, era una mujer muy atractiva, sin embargo, quienes la conocían se apartaban de su lado por su actitud, su gesto siempre serio, seco, sus palabras cortantes, no dejaba entrar a nadie en su mundo, mucho menos en su corazón.
Todo cambio un tres de abril cuando el tren en el que viajaba sufre un accidente, salió ilesa dentro de aquella gran catástrofe, a su lado en aquel vagón varios muertos se apilaban junto a su cuerpo. Ese día se dio cuent…

El banco de la familia

Imagen
El banco de la familia

Sus pensamientos regresaron al pasado, se había visto sumergido en olores, sonidos, sensaciones que hacía mucho tiempo que no tenía, sabía que el tiempo no estaba a su favor, por ello tomó una decisión que para él resultaba muy importante, necesitaba hacer algo que le permitiese sentir donde había empezado todo, donde tenía que terminar.
Años atrás había tomado una gran decisión, se sentía feliz, debido a esa iniciativa existía una gran familia, sin embargo, llevaba unos meses angustiado los recuerdos acudían a su mente, necesitaba volver a sus inicios, a su tierra, al comienzo de su vida, a sus primeros años, a su hogar.
La elección tomada le había llevado a aquellos caminos en aquel pueblo donde solo quedaban unos pocos vecinos, un lugar abandonado, ya no quedaba nadie que le recordase, no existían aquellos niños que corrían, reían, saltaban en busca de diversión. 
Miraba la casa que le vio nacer, recordaba cada rincón de aquellas cuatro paredes destruidas por e…

El alma del mar

Imagen
El alma del mar

No había tenido recuerdos de aquel hombre desde hacía mucho tiempo, después de conocer la historia de mi familia, me di cuenta que yo era la única que podía verlo cada vez que regresaba a llevarse un alma.
Amanecía, aquel hombre seguía allí, resguardado por los árboles que daban sombra a su cara, no era posible distinguir sus facciones ni ver sus ojos. Era el tercer día consecutivo que tanto al salir como al entrar en casa veía aquella sombra mirarme fijamente, sin embargo, mi instinto me decía que aquella mirada no era amenazadora, más bien era triste, cansada, apenada. Cada vez que le veía, no podía dejar de sentir escalofríos. Al tener que pasar por delante no me atrevía a mirarlo, caminaba cabizbaja buscando un punto cercano a mis pies, evitando que mi curiosidad le demostrase interés por su persona. Tenía esa sensación cada vez que lo veía, durante tres días allí estaba, mirándome, luego desaparecía y con él alguien de mi familia.
Varios años llevaba visitando esa …

El gato blanco

Imagen
El gato blanco

Nacido en libertad, había aprendido que sobrevivir era primordial, buscar alimento le ayudaba a subsistir, apartarse de otros animales más grandes e incluso de su misma especie le permitía no salir lastimado o incluso muerto.
Era un gato blanco, grande, hermoso, con un pelo brillante al cual le dedicaba muchas horas de su vida para dejarlo lustroso. Cuando no cazaba, se tumbaba en un tejado, aprovechando los rayos de sol, donde se pasaba horas y horas buscando la mejor postura.
Tenía suerte, aquel tejado no lo visitaba ningún otro gato, solo un perro flaco cuidaba aquel solar, su única función era ladrar, a él no le importaba, era mucho más rápido, ese viejo perro jamás podría alcanzarle.
Seguramente tenía hermanos por algún lado, no le quitaba el sueño, era un gato solitario, muy vago, holgazán, ocioso, su día a día se limitaba a la mínima acción, evitaba enfrentamientos, su felicidad estaba en su comodidad.
Un día descubrió que siempre dejaban comida para los gatos cal…

El reencuentro

Imagen
El reencuentro

En un mundo perfecto no existiría la soledad, la enfermedad, la soberbia, la maldad. Viviríamos felices cada uno con su vida.
No es un mundo perfecto, pero es nuestro mundo, el que creamos, ¿lo podríamos mejorar?, por supuesto, creo que la mayoría lo intentamos.
Desde que se declaró la alerta sanitaria, nuestras vidas cambiaron la forma de pensar, de actuar, de vivir. Las familias permanecieron juntas en sus casas, los padres comenzaron a conocer a sus hijos y los hijos a sus padres. Las parejas con valores fuertes salieron reforzadas, otras parejas descubrieron que no tenían nada en común, que solo se soportaban cuando no se veían tan a menudo. A pesar de continuar en alerta sanitaria la libertad comenzó a descubrirse, algunas personas salieron a la calle como si no hubiese pasado nada, como si el virus no fuera con ellos, sin pensar en todo lo que podían llevar a su casa, en todo el daño mortal que podían causar, es duro, pero es la realidad.
Hace unos días una mujer qu…

Nuestro propio fantasma

Imagen
Nuestro propio fantasma

La vida podía ser muy aburrida cuando la compartías con tu propio fantasma, ese ente que se apoderaba de tus pensamientos, de tu cordura, de tu forma de ser, para convertirte en lo que a él más le gustaba, un individuo sensato. En el momento que se apoderaba de tus pensamientos, acciones, pasabas a ser uno más sin poder deshacerte de él.
Vivir acosado todos los días y todas las noches resultaba agotador, ese ser que habitaba dentro de ti, el que te hacía parar cuando lo deseaba, el que te decía lo que estaba bien o mal, el calculador que te obligaba a no gastar más de lo que tenías, el que te avisaba cuando corrías demasiado en el coche, el que te hacía pensar que existían dos alternativas, y no era así, te obligaba a seguir una de ellas, te conducía hacía la decisión que no querías, la que menos te gustaba.
Un fantasma pesado, inquieto, nunca descasaba, siempre alerta, esperando que te equivocaras para echártelo en cara. Esa voz muda que te indicaba los pasos a …

Pánico en la noche

Imagen
Pánico en la noche

Pedro viajaba por todos los pequeños pueblos, todas las noches dormía en distintas camas, recorría el país vendiendo sus productos, un trabajo que le encantaba, para él, conocer gente nueva era todo un placer, descubrir aldeas, vecindarios, paisajes le resultaba muy instructivo, empaparse de las historias que encontraba en cada zona le llamaban mucho la atención, localizar los sucesos perdidos que había detrás de cada piedra, castillo, montaña, bosque le producían una gran satisfacción. Todo lo que oía, veía, preguntaba lo escribía en su gran libreta negra.
Una tarde noche, buscando un lugar donde dormir, llegó a aquel pueblo que parecía muerto, no había visto a nadie por las calles, ni un coche, ni tan siquiera un gato o un perro. Todas las casas parecían deshabitadas, las puertas cerradas, las contras de las ventanas echadas.
Aparcó el coche, caminó por la calle principal, no escuchaba nada, el silencio era aterrador, le molestaba el sonido de sus pasos, intentó ca…

Proposición

Imagen
Proposición
La petición de matrimonio llegó en un momento inesperado, no porque no lo quisiera, sino porque su vida dio un giro en el momento que otro apareció.Todo comenzó una noche de verano, una reunión de trabajo, un nuevo compañero. Desde del primer minuto la atracción se había instalado en su interior, no podía sacárselo de la cabeza, se estremecía cada vez que pensaba en él, una oleada de sentimientos la embriagaba cada vez que estaban juntos. Las charlas las disfrutaban, ambos tenían muchas cosas en común, gustos parejos, un sentido del humor que los hacía disfrutar de cada minuto. No existía nada más que una relación de compañeros, sin embargo, su dilema residía en que no sabía lo que le estaba pasando ¿se había enamorado? ¿estaba enamorada de dos hombres totalmente distintos? ¿todo aquello que sentía, sería pasajero?
La proposición de matrimonio fue de los más romántica que se podía esperar, él se había esforzado para que fuese inolvidable, estaba feliz, varios días le llevó p…

Alma

Imagen
Alma

Por momentos perdía la noción del tiempo, se evadía, pensando que aquello no podía ser real, sentía el inmenso poder del infinito moviéndose sobre aquellas nubes entre blancas y grises a las que todos querían llegar, solo unos pocos lo conseguían. Durante un tiempo tuvo miedo, aquella locura desenfrenada invitaba a abrir su mente a todo lo desconocido. Había retrocedido en el tiempo para adentrarse en aquel año que había olvidado, un año de temores que dieron un giro a toda su existencia, que el simple hecho de salir a la calle le producía una sensación de asfixia, de pánico que recorría cada una de sus extremidades hasta dejarlas paralizadas. Volver a ese año le causaba dolor, en su interior más profundo sabía que algo terrible se había apoderado de su inocencia.
Después de treinta años, haría un viaje a ese fatídico año, donde tendría que encontrar el motivo o los motivos de su depresión, de no poder afrontar el mundo, sentir en cada paso miedo, tristeza. Regresar a ese tiempo e…

La ultima predicción

Imagen
La ultima predicción

Se consideraba una nigromántica, llevaba toda su vida detrás de aquella mesa camilla cubierta con un mantel rojo, en donde las velas de distintos colores alumbraban la pequeña estancia, las cartas del tarot simplemente como adorno, no las necesitaba, su don le permitía mirar a los ojos para poder ver el futuro. Una habilidad que le permitía vivir ofreciendo un servicio a quien lo necesitaba. No todos estaban dispuestos a escuchar la verdad, aunque la mayoría preferían saber que les depararía la vida, creían que sabiéndolo de antemano podrían cambiarlo si no era de su agrado. Cientos de personas ocuparon aquellas sillas, frente a frente con la vidente, algunos nerviosos y otros con la actitud negativa de saberlo todo, pensando en un engaño.
En el momento de saber que disponía de ese don, su abuela le explicó que muy pocos nacían provistos del manto blanco, de tener la capacidad de percepción sobre otras personas, un regalo que nunca podría utilizar en su beneficio o …

Silencio

Imagen
Silencio

Una noche de pasión se convirtió en una pesadilla, todo había comenzado de forma espontánea, natural, una atracción momentánea, un despertar de los sentidos que llevaban tiempo atrofiados. Nunca se hubiese imaginado todo lo que sucedió tras aquel mágico crepúsculo. A veces la vida ponía la miel en los labios para luego arrebatarla de la peor forma posible, descubrías en tu propia piel la naturaleza de la maldad, del odio, la falsedad, la depravación en su puro estado.
La noche había comenzado a dar frutos, él, se acercó, estiró su mano solicitando un baile, no había nada en aquella mirada que le resultase sospechosa, no descubrió nada indecente en los primeros bailes, con cada paso al compás de la música el roce se iba convirtiendo en atracción, los giros en deseo, las pausas en escalofríos de placer.
De la pista de baile sin mediar palabra se apuraban las horas de la noche buscando que la magia perdurase. Del deseo se pasó a la pasión desbordada, ansiada por ambos cuerpos desn…

Si Quiero

Imagen
Si Quiero

El gran día había llegado, en cuanto se despertó sabía que iba a ser una mañana muy ajetreada, la peluquería, el maquillaje, la ceremonia. Miraba aquel vestido blanco con el que tanto había soñado. Aquel velo cayendo hacía el suelo, largo, muy largo, así era como lo visualizaba en su mente años atrás.
Sentada en la cama, lo contemplaba, buscaba en su memoria desde cuando tenía el recuerdo de casarse con ese vestido, ella misma lo había diseñado, estuvo pendiente de la confección, puesto que ese era su mayor deseo, llegar al altar vestida de blanco con el traje de sus sueños.
¿Estaba feliz?, si, lo estaba, desde que le había conocido su vida mejoraba día a día, sus sentimientos crecían a cada momento que estaba con él, la entendía, le demostraba que la amaba, y ella, lo amaba más que a su propia vida.
Recordaba las palabras tan hermosas que acompañaron aquel anillo de pedida, aquel sentimiento de amor en cada una de las frases usadas para decirle que quería pasar el resto de s…

La carta

Imagen
La carta
Tenía que vender aquella casa, no iba a ser fácil, llevaba mucho tiempo en el mercado, por la situación los que la iban a ver se echaban para atrás, estaba muy alejada de todo y necesitaba muchas reformas.
Nunca había estado sola en el interior, siempre había esperado fuera a los presuntos compradores, sin embargo, ese día hacía mucho frío, lloviznaba. Abrió la puerta con algo de temor, pasó a la sala, desde allí podría ver si llegaba alguien. Se quedó mirando aquel aparador, era fantástico muy antiguo, repujado, con unas asas bien trabajadas, estaba bien cuidado. Abrió de uno en uno los cajones, estaban vacíos excepto uno de ellos donde había un sobre, lo cogió, dentro había una carta.
Se sentó y comenzó a leer, había perdido la noción del tiempo, se había enamorado de aquel hombre que con tanto sentimiento escribía aquellas palabras, pensaba de cuando sería la carta, no tenía fecha, creía que hoy en día no había personas con tanto sentimiento o que se enamorasen de esa forma…