Promesas incumplidas

 


Promesas incumplidas

El día amanecía frío, tanto de temperatura como de ilusiones, era el segundo día del año nuevo, de sueños que durante la noche se cavilaban, uno detrás de otro, prometiendo que todos y cada uno de ellos los llevarían a cabo a lo largo de los cientos de días que tenía por delante.

—¿Qué miras? ¿Sé lo que estás pensando? —Ambos se miraron a los ojos, uno pensando que el otro tenía razón, y el otro pensaba lo mismo.

La noche anterior miraba en el televisor toda aquella gente reunida en la plaza mayor, comiendo las doce uvas al son de las campanadas del viejo reloj. Él también había seguido el ritual, se había puesto algo rojo, colocado la copa de cava y las uvas, jurando que al año siguiente sería uno de aquellos que se apilaban en una plaza en la que ya no cabía nadie más.

Otra de las promesas era hacer ejercicio, viajar, mezclarse con culturas que tanto le atraían. Observar de primera mano las maravillas de la tierra, conocer gente, abrirse al mundo que tan poco conocía de primera mano y, sin embargo, si lo conocía a través de otros que con decisión relataban todo aquello que hacían en su vida, en sus viajes, en sus proyectos.

El primero de año prometía que sería el comienzo de hacer realidad todos aquellos deseos y que jamás cumplía.

—¿Por qué me sigues mirando así?, ¿Te parecen cuentos, todas mis ilusiones?, pues este año todo será distinto, y te quedarás asombrado de la nueva vida que me espera.

La casa no era demasiado grande, una sola estancia para la sala y la cocina, un pequeño pasillo para el baño y la habitación, por lo que no podía evitar cruzarse con la mirada atenta del que jamás creía en sus sueños. De aquel que sabía a ciencia cierta que nunca los llevaría a cabo, el que le permitía soñar para convertir esas ilusiones en humo que se iba evaporando según pasaban los días, los meses y de nuevo regresaba otro nuevo año.

No obstante, ese año no le daría la razón, estaba dispuesto a convertirse en un hombre distinto, sería un soñador que convertiría las ilusiones en realidades.

—Ahora has cambiado la mirada, ¿verdad? Percibes la evolución, la disposición de que estoy dispuesto a salir al mundo para comenzar a ejecutar uno a uno los proyectos soñados. ¡Ahora sí!, veo esos nuevos ojos, siento que te he vencido, que te he dejado sin palabras.

Algo nuevo salía de aquella mirada que año tras año se reflejaba en el espejo que siempre lo volvía a la realidad.


Promesas inclumplidas

Comentarios

  1. Los grandes cambios tienen que venir primero del propio individuo.

    ResponderEliminar
  2. Realidad versus ficción, ese espejo y su reflejo. Estupendo, Mar! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. qué bien que escribís! me gusta leerte.

    ResponderEliminar
  4. Profunda historia los cambios mas prfundos vienen de nosotros mismos. Te mando un beso.

    ResponderEliminar
  5. Los tan traídos y llevados "propósitos" que se terminan convirtiendo en promesas incumplidas. Y siempre con el mismo afán y con la misma determinación.
    Muy a propósito tu relato, Mar. Besos y abrazos!

    ResponderEliminar
  6. great reflection story....
    Happy New Year

    ResponderEliminar
  7. Gran relato para iniciar 2023. Nosotros podemos ser nuestro peor enemigo o nuestro más grande fan. Me encantó, saludos.

    ResponderEliminar
  8. Nada ni nadie mejor que el fiel reflejo para sonsacar la verdad.
    Sólo la fuerza de voluntad conseguirá el cambio si así, se anhela de corazón.
    Buena introducción, la trama, y el final, que como siempre en tus relatos, inesperado y fantástico.
    Me encantó.
    Un abrazo, Mar.

    ResponderEliminar
  9. Hola hola!!
    Muy buen relato para empezar el año
    Un besote desde el rincón de mis lecturas 💕

    ResponderEliminar
  10. Hace años que no tengo un espejo en mi casa. Es un grado más de libertad, o algo así, no lo sé. Tampoco me importa mucho.
    Interesante texto, eso sí lo sé.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!

    Excelente relato. :D

    Aprovecho para desearte feliz año nuevo!

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante para mí. Este blog siempre devuelve todos los comentarios. 😘💖
Gracias a Pixabay por las imágenes

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.