Alumnos desbocados

 


Alumnos desbocados

—No quisiera entrar en detalle de lo que es ser joven, y estar desbocado. Todos fuimos jóvenes y hemos estado o seguimos estando desbocados, en algún momento de nuestra vida. La gran suerte o eso creo, es que la mente no está preparada para asimilar el peligro en edades tempranas. Al llegar a una cierta edad, parece que nos volvemos mucho más inseguros, descubriendo temores ocultos, e intentando evitar riesgos innecesarios. —Estas palabras las había dicho mirando a los veintisiete alumnos que acabarían la primaria ese año.

El que estaba sentado en la segunda fila de la derecha, levantó la mano.

—Profe, ¿Qué que significa desbocado?

El profesor miró al resto de la clase y, al ver que nadie quería responder, les puso un ejercicio.

Mañana quiero que todos me traigáis una redacción de más de cinco líneas, que describa algún momento de vuestra vida que consideréis que estuvisteis desbocados. Palabra que tendréis que buscar en el diccionario.

Al día siguiente, todos los alumnos fueron dejando sus redacciones sobre la mesa del maestro.

Durante el recreo el profesor fue leyendo una por una todas aquellas historias que, sus discípulos habían redactado.

Una de las redacciones le hizo llorar, no sabía si de alegría o de tristeza.

“Desbocado corría el caballo, intenté seguirlo y también me desboqué. Profesor siento no llegar a las cinco líneas, pero de tanto seguir al caballo, me cansé en la primera línea. De todas formas intentaré completar la redacción. ¡Para caballo, para caballo, porque no paras caballo, ah que caballo, párate caballo! Ya no puedo más, este caballo corre demasiado”


Alumnosdesbocados

Comentarios

  1. Divertido relato que rezuma "niñez". Muy agradable de leer. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Son increíbles... A veces pienso para qué están encerrados tantas horas con semejante inteligencia, ingenio y sabiduría.

    ResponderEliminar
  3. jajajajjajaja sin dudas la escuela tiene muchas cosas que modificar hoy en dia para estos niños !! ellos son pura creatividad ! Excelente relato!!

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajaja me has hecho reír amiga...
    Tierno y dulce este relato de unas edades que son una maravilla, como lo son todas. Pero esta en particular, aquí y ahora me ha dado una nostalgia muy sabrosita.
    Me pregunto qué diría yo al respecto, si alguna vez me pasó. Mientras lo descubro, deseo ahora ser desbocada para todo el tiempo que quede, o al menos en alguna medida. Porque tanta sensatez, no es sana ☺️

    ResponderEliminar
  5. Precioso relato que me ha trasladado a mi infancia. Recuerdo haber escrito muchas redacciones, me encantaba, además creo que es una buena forma de trabajar contenidos en clase así como permite desarrollar la creatividad y ayuda a exteriorizar y expresar emociones y sentimientos. Felicidades! Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  6. Cierto es que a ciertas edades parece que nos buscamos los momentos, a veces demasiados, en querer responder esos momentos desbocados. Para la buena verdad, hay momentos para todo y si nos podemos echar la vista atrás y sonreír, será bueno. Me ha encantado ésta historia entrañable que da lugar a la reflexión. Saludos, acabo de descubrir tu espacio. PASA FELIZ FINDE.

    ResponderEliminar
  7. Muy divertido y ameno el relato.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Muito divertida história, quem não passou por isso em sala de aula, não é mesmo?

    Tenha um feliz fim de semana.
    Um abraço.

    ResponderEliminar
  9. Y así debemos seguir, por mucho que nos intenten domar los mecanismos de Estado.

    ResponderEliminar
  10. hehehe... lol
    lovely humor from kid... so funny.

    Thank you for sharing the story.... have a wonderful weekend

    ResponderEliminar
  11. Uy me recuerda ami niñez, pero si el profesor es como los mi juventud le pondría cero y lo ridiculizaría. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho el texto, la manera de escribir sobre la inocencia de la niñez.
    la verdad es hilarante, me has hecho reir. ¡Vaya ocurrencia de nene!
    Un saludito

    ResponderEliminar
  13. Desde luego que ha habido caraduras en todas las épocas. La redacciones siempre daban pereza porque suponían más esfuerzo que otros ejercicios, pero esto...Anda y que se vaya el chaval a perseguir al caballo jajaja,bss!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante para mí. Este blog siempre devuelve todos los comentarios. 😘💖
Gracias a Pixabay por las imágenes

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.

MIS LIBROS