"No las hagas, no las temas"


Buscaba en aquel contenedor algo que llevarse a la boca, el día anterior, había encontrado unas manzanas, de las cuales, había aprovechado más de la mitad. Ese día no encontraba nada, se había despertado tarde, y ya otros, habían rebuscado por los alrededores. Caminó a lo largo de la calle con la intención de buscar en algún otro sitio, no encontró nada, volvió a su casa de cartón, y se refugió mirando entre aquellos trapos, si había quedado algo del día anterior. Encontró un corazón de una de las manzanas, y la saboreó hasta que ya no quedó nada.

Hubo un tiempo que le hubiera dado asco comer ese corazón, hubo un tiempo que tiraba la mitad de lo que compraba; ahora pensaba que, si pudiese volver el tiempo atrás, no se dejaría infectar por la soberbia

Su estómago, le decía que aún tenía hambre, continúo rebuscando, sin embargo, no quedaba nada que aprovechar, la comida era escasa, había mucha gente buscando, y había que madrugar si se quería encontrar algo bueno.

Se recostó sobre aquel cartón, ya gastado por el uso, pensaba que tendría que ir buscando otro, para que el frío de la acera no lo traspasase y le llegase a su cuerpo.  Intentó dormir, cerró los ojos, y pensó, en la buena vida que había tenido, ¿cómo había terminado en aquel estado?, pensó en todo lo malo y ruin que había hecho, con que facilidad había despreciado a los que no tenían nada, como se había burlado de los que tenían algo, siempre se había negado a ayudar a los más necesitados, jamás hizo nada por nadie. Así fue, que cuando lo necesitó, nadie le echó una mano, nadie le conocía, y nadie se acordaba de él.

Reconocía su vanidad, y se culpaba a sí mismo por haber llegado a esa situación. Pensaba en aquel refrán, que siempre decía su abuela. “No las hagas, no las temas”. Finalmente se durmió, era la única forma de escapar de su soledad y penuria, al menos durante unas horas. 



Comentarios

Lo mas leído en la ultima semana

Mi libro "Te estaré esperando"

La gata salvaje

El Pueblo

Bajo el cielo

No olvides que te quiero