Última entrada publicada

La nueva

 La nueva Tan pronto la vio entrar supo enseguida que era de su misma condición, la tez tan blanca, los ojos inexpresivos, la boca apretada, aquel “hola” inseguro que dijo   cuando el profesor la presentó, el caminar hacía su pupitre, la forma de mirar, todo ello le indicaba que al fin tendría una amiga con la que compartir, con la que poder hablar de sus deseos, pasiones, de todo aquello que le gustaba y que nadie más comprendería, al contrario, sería perseguido por esos que no creían, que pensaban que solo existía la vida que ellos tenían, si supieran que realmente otra forma de vida maravillosa convivía con ellos, nunca lo podrían creer. Esa tarde llegó a casa feliz, su felicidad a vista de otros no era apreciable, sin embargo, sus padres notaban al momento que algo pasaba, parecía algo bueno. Contarles que la nueva niña podía ser como ellos, les entusiasmó, llevaban tiempo en solitario, cambiando de lugar cada poco tiempo, con miedo a ser descubiertos, con temor a que la otra esp

Oxígeno Verde

Oxígeno verde


Solo había recorrido 300 metros, cuando algo le rozó el pelo, levantó la cabeza, y pudo ver que todo estaba cubierto con frondosas ramas verdes, intentó contar cuantos tonos de verde cubrían aquel bosque, resultaba imposible, algunos brillaban bajo los rayos del sol que buscaban un hueco para desplegar toda su luz, y dar vida a aquella inmensidad que cobijaba a tanta variedad de seres vivos.

El bosque hablaba, y si escuchabas con detenimiento podías notar como flotaba el oxígeno, como corría el agua, como los pulmones agradecían aquella pureza que estaban recibiendo.

Al tocar uno de los árboles, apreciabas su fuerza, su vigor, su poderío. Cuando te apoyabas, notabas su grandeza, sus ramas igual que brazos te acariciaban, y su movimiento te mecía, ofreciendo una paz cautivadora.

Cada día daba gracias a ese bosque, puesto que ofrecía lo más preciado para la vida, y tan solo suplicaba respeto.

Reclamaba muy poco y nos regalaba mucho más de lo que nos pedía.


Oxígeno verde




Comentarios

  1. Me encantaría encontrarme en un lugar así. Tus palabras parecen que te transmiten a ese lugar .escribes muy bien. Bsss

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa
    Que lugar más magico nos has transmitido! La verdad es que me gustaría mucho poder visitar algo así algún día, o mejor aún, tenerlo cerca de casa
    No valoramos nada lo que la naturaleza nos regala!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Qué sensación tan hermosa la que describes en tu relato...Y es que la naturaleza es maravillosa y nos sirve para reconectar con nosotros mismos y para llenarnos de aire puro. Me has antojado un paseo por el bosque, que lo sepas jaja, bss!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.