Decisión


El amor había llegado sin más, un día y a una hora, se había instalado en aquel corazón, dónde se había quedado, reconocía que nunca había sentido nada igual por nadie, que nunca su bello se había erizado con solo una caricia, que sus labios nunca habían temblado con un beso, que su estómago iba por libre y había descubierto que las mariposas si existían. Ella se llamaba Diana.

Antes de conocer el amor, sabía que la amistad era un regalo, compartir con alguien tus mayores secretos y saber que estarían a salvo, tener un hombro donde llorar y descubrir que ese hombro no se movería, buscar ayuda y obtener el mejor de los consejos. Amistad labrada durante años, creciendo juntos, mimando la relación como tu propia vida.  Ella se llamaba Laura.

Él, Víctor, tenía lo más deseado por cualquiera, el gran amor y la fuerza de la amistad. Hasta que los celos entraron en juego. Diana, le dio un ultimátum, ella o Laura.

Víctor, la escuchó con mucho dolor en su corazón, ya tenía la decisión tomada, sin embargo, quiso plasmar en un papel, los pros y los contras, valorando el amor y la amistad, no podía cerrar su corazón, pues ambas estaban instaladas en sus sentimientos, en ese momento eran parte de su ser, de lo que era y de lo que sería en el futuro.

Describió a Laura, como una mujer excepcional, amiga, hermana, la que siempre estaba, fuese la hora que fuese, la que acudía cuando necesitaba consejo, ayuda, o estaba deprimido. La amiga incondicional, con la que compartir, dar y recibir sin más.

Describió a Diana, como la mujer que le hacía sentir algo que nunca había sentido, la amaba con todo su ser, junto a ella, sentía que el mundo tenía otro color, que la gente era más alegre, que la vida merecía ser vivida para amar.

Ya tenía su decisión desde un principio, le daba miedo y pena haber hecho una descripción de cada una, sabía que no estaba bien, que era egoísta por su parte, tenía miedo de no tomar la decisión adecuada, pero no fue así.

Diana, era todo lo que buscaba en una mujer, pero había cometido un error, darle a elegir, sabía que Laura, jamás lo haría, que sería capaz de sacrificar su amistad para que él fuera feliz.

Era lo único que importaba, el amor, tenía que ser comprensivo no autoritario.  En su interior sabía que el amor que sentía por Diana era honrado y ella sentía un amor inseguro, dudoso, que solo vería obstáculos en cada paso del camino.



Comentarios

  1. ¡Muy bonito y real!
    Quien nos quiere, nos tiene que querer bien.
    Es un aprendizaje amar bien, hay que hacerlo mal para aprender :)

    ¡Que pases buen día preciosa!
    Un besazo enorme de

    Elena de Somniare Aude Blog

    ResponderEliminar
  2. Hola! La verdad es que este relato es una realidad de muchas parejas cuando te dan a elegir, y considero que eso no es el amor ya que la persona que esté a tu lado debe confiar en ti y tú encargarte de que no tenga dudas, pero no a base de chantajes.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonita historia, da mucho que pensar. Muchas gracias por compartirla. El amor y la amistad, muchas veces se confunde, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  4. Una historia muy interesante de las que te hacen pensar. Cuántas parejas conocemos que funcionan a golpe de chantajes. Amistades que se rompen por celos... El amor real no condiciona, estoy segura.
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    No sabes lo que me he identificado con el protagonista. Lo he vivido en mis carnes, aunque en mi caso, el amor que sentía por la que era por aquel entonces mi proyecto de pareja, no era tan inmenso. Así que lo tuve muy pero que muy fácil. Porque el amor no va de eso, de exigencias o ultimátums...
    Y nada, ahora después de muchos años, sigo disfrutando de la amistad de ese gran amigo.
    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Hola wapa! Un texto muy bonito y a mí parecer muy romántico. Es muy bonito quererse, pero quererse de verdad. Bsss

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Cada palabra me puedo sentir reflejada con la protagonista creo que es importante, darnos cuenta a tiempo y poder darnos cuenta cuando se salga de las manos. Sirve para reflexionar sobre el tema y sirva para ayudar a otros en esas circunstancias.

    ResponderEliminar
  8. Es un texto muy bonito, pero por desgracia a veces ocurre que te obligan a elegir y cuando alguien te plantea algo así, debes hacer como el protagonista, correr en dirección contraria. Me sorprende como en tan pocas lineas eres capaz de atrapar al lector, cuando hay libros que necesitan muchas hojas para lograrlo. Gracias por compartir, un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. hola guapa, como siempre un texto precioso, el amor es tan grande que puede ir por muchos caminos diferentes pero nunca en plan exigencias porque eso ya no es amor, pasa a otro lugar. El amor verdadero es lo mas grande que se puede recibir y que se puede sentir, a disfrutarlo siempre cuando llega ya que a veces no es para siempre. besos

    ResponderEliminar
  10. Un texto precioso y emotivo a la vez, que da que pensar. La verdad es que dicen, y eso es así, que quien nos quiere, nos hará felices y nos tienen que querer bien. Todos tenemos que sentir el amor verdadero y eso es lo que debemos buscar, y no conformarnos con algo que no nos merecemos.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué bonito! Es precioso, parece tratar de un amor verdadero, es un sentimiento muy grande que, aunque a veces hace sufrir, nos puede hacer muy felices. Me ha encantado este escrito, me ha dejado con la sensación de saber algo más y con la miel en los labios. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Me encantan los textos que escribes, siempre me voy de aquí con un sentimiento diferente, en esta ocasión a pesar de la tristeza porque el dejo el amor entiendo que es lo mejor, no sé sé pu poner entre la espada y la pared a alguien, hay que aprender a aceptar y querer a tu pareja con lo que es y lo que tiene.

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa, pues esto texto se las trae, creo que aunque no anotemos las cosas, en nuestra cabeza actuamos asi, valorando entre una persona y otra, el amor, la amistad, los sentimientos... creo que este texto se aleja algo de los que te habia leido, pero me ha gustado! besos

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Holiii!!
    Menos mal que ha elegido bien, porque sino me da un parraque. Aunque Diana le despertase sentimientos de ese tipo, está claro que esa chica le iba a comer los celos por cualquier cosa. Es posesiva y celosa. Ahora le había dado con Laura, pero quien dice que si hubiera elegido a Diana no le hubiera terminado separando del resto de la familia... Esas relaciones no son sanas, y lo sé de primera mano.
    ¡Bssos!

    ResponderEliminar
  15. Mal asunto...ahí se ven unos celos de prepárate para la que se te viene encima...Laura estaba en su vida mucho antes y le aporta más que Diana, después de esta situación solo le queda dar el paso y hacer que la amistad vaya más allá, bss!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.

Lo mas leído en el último mes

Acariciando el alma

Un minuto del día

El cuadro

Abuelo

Venta de libros de segunda mano