Despierta


—¡Cariño, despierta, despierta!
—¿Qué pasa?
—He oído un ruido, como si hubiesen roto algo en la cocina.
 —¿Qué...?
—Hay alguien en la cocina. 
—Voy a ver...
—¡¡¡No, nooo!!!, no vayas, vamos a atrancar la puerta, que se lleve lo que quiera, nos quedaremos aquí.
—No seas tonta, voy a llamar a la policía.
—¡Vale, llámala!
—¡Mierda!, he dejado el teléfono en la sala. ¿Tienes aquí el tuyo?
—¡No!, lo he dejado cargando en la cocina. ¡Escucha…  alguien sube las escaleras, Oh Dios mío!
—¡Calla!, ayúdame a colocar la cama contra la puerta.
—No hagas mucho ruido, tengo mucho miedo, cariño.
—Yo también, no sé cuántos pueden ser, vamos a tranquilizarnos, aquí nadie va a entrar, ya lo verás.
—¡Escucha… son varios!, ¿escuchas las pisadas?, no son de una sola persona, ¡Oh Dios!, ¿Por qué?
—¡Tranquila!, ahora ya no pueden entrar, que revuelvan lo que quieran, nos quedaremos aquí, el tiempo que sea necesario.
—Están en la habitación de al lado y en el baño, se han repartido por toda la casa. ¿Qué querrán?, seguro que hacer daño, pues no tenemos joyas, ni dinero. ¡Quiero que se vayan, cariño!
—Yo también, amor, ¡ufff!, tengo el corazón a mil por hora. Tampoco tenemos con que defendernos aquí dentro.
—Pero… ¿no has dicho que no podrían entrar?
—Y no entrarán, pero estaría bien tener con que defenderse.
—¿Cuántos crees que habrá?
—Parecen muchos, no sé por dónde han podido entrar.
—Por la puerta del garaje, seguro, sabes que no cierra bien, y siempre la hemos dejado, ahora hubiera estado bien haberla arreglado.  ¿Y si nos ponemos a gritar, se asustan y se van?
—¿Tú crees? lo mejor es quedarnos callados.
—No tendríamos que haber bebido tanto vino, y nos hubiéramos despertado antes de que pasase todo esto.
—Amor, era nuestro aniversario, no es nuestra culpa.
—Sabes que intentarán también entrar en esta habitación, lo están revisando todo, ¡Oh dios mío!, ¿qué va a ser de nosotros?
—Calla, están delante de la puerta. ¡Mira, oh Dios, están moviendo la manilla!
La cama estaba apoyada contra la puerta, de lo que no se habían dado cuenta, era que la puerta abría hacía fuera, los gritos de aquella pareja se escucharon en todo el barrio tan pronto quedaron al descubierto.
—Señores, ¿es que no han oído las sirenas? hay un incendio en la casa de al lado, tienen que desalojar por si el fuego pasa a esta casa.  Vamos, el tiempo apremia.



Comentarios

  1. Nooo jajajaj vaya papelón! Lo que tiene el alcohol que no te despiertas con nada. Al menos no los pillaron dormidos y como vinieron al mundo... jajaj Muy buena la historia me ha dejado súper intrigada en todo momento.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    ¡Ooooooooooostras! En serio, ya me temía lo peor. Vamos, creía que esos gritos eran fruto de algo aterrador.
    Es que hasta me he imaginado la escena, e incluso he pensado, queda nada por terminar el relato, seguro que me deja súper intrigada con el final.
    Pero con ese giro, ¡me has dejado totalmente descolocada! jajajajaa.
    En serio, te admiro. Admiro como sabes mantenernos pegados a la pantalla, o al menos a mí, desde la primera palabra.
    Un placer, como siempre, leer tus obras.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa
    Anda que pedazo giro!! no me esperaba nada un final así, pensaba que sería algo más turbio y mira que sorpresa me he llevado jaja
    Eso si, llega ser algo malo y estos dos no lo cuentan eh??
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Siempre consigues sorprenderme con tus relatos, de hecho me han dado ganas de ayudarles a poner la cama contra la puerta. Si alguna vez me pasa eso a mí, me muero del susto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. jajajajajja mira que tenia curiosidad por saber como acabaria, pero es que me imagino totalmente la situacion! y creo que yo ni siquiera me despertaria, me tendrian que venir a gritarme! me encantan los giros que les das a tus relatos!

    ResponderEliminar
  6. Guauuuuu creí que era una historia de un atraco!!!! Madre mía el giro que ha dado la historia ha sido brutal!!!! Me encanta como lo has escrito. Me parece que sabes mantener en vilo al lector hasta el último momento. Te digo que he estado pegada y no podía dejar de leer. Me ha encantado de verdad ☺

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, madre mía, tenía ganas de llegar al final, me he enganchado. Me temía algo mucho más aterrador, aunque le tengo mucho miedo al fuego. Vaya giro de verdad. Muchas gracias por compartirlo con nosotros, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  8. Me has dejado con el corazón en un puño, deseando saber más de que pasará... es horrible que entren en tu casa y que sigan estando ahí los ladrones, aiii no nos dejes así.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  9. Que miedo ! Me gusta leerte, tienes una forma de trasmitir muy buena y delicada. Yo en esa situación me muero del susto, el fuego es algo que me aterra .No quisiera estar en.esa situación nunca.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta leerte es como transportarme contigo en cada escena y lo que más me gusta sin duda es que cuando piensas pum van a por ellos el final le da un giro completo a la historia. :)

    ResponderEliminar
  11. Vaya angustia que has generado con el diálogo de la pareja, eso no se hace, ¿eh? Además, creo que es de los pocos en los que el final es feliz...Eso sí, vaya punto en el que no se acordaban que la puerta abría del revés jajaja, bss!

    ResponderEliminar
  12. Wouuhhh , como que me dio miedito . El fuego es algo que me asusta asi que por ahi va y por eso no me gustaria estar en esa situacion ! horror.
    Igual me gusta mucho leerte, transmites bien las historias y eso es algo valioso que tienes :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Vaya, con todo y los nervios seguro que no sintieron el olor a quemado, me has tenido con los nervios de punta de principio a fin, felizmente los encontraron a tiempo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.

Lo mas leído en el último mes

¿Podemos hablar?

Sorteo: Te estaré esperando

Acariciando el alma

El cuadro

La mujer de mi vecino