Regreso al hogar


Durante tres meses se sentaba en aquel banco frente aquella cafetería, a través del cristal, podía verlo, moverse entre las mesas, sirviendo café, podía distinguir sus ojos amables, atento con sus clientes, pero ella notaba aquella tristeza oculta. Aquel hombre era su padre, estaba segura, recordaba sus movimientos, sus facciones, su mirada, la forma de caminar. 
Le daba miedo acercarse, creía, que, si estaba equivocada, toda aquella alegría que le había dado encontrarlo, se esfumaría, aún no estaba preparada.

Todos los días a la misma hora se sentaba frente al bar, para mirarlo, cuanto más lo observaba más le quería, le había echado de menos durante años, se acordaba de su risa, de sus caricias, del tacto de su mano cuando la acariciaba. Se acordaba de estar jugando frente al espejo, y entrar su padre a abrazarla, aquel reflejo en el espejo, se le había quedado grabado, ella, con otro peinado, jugando consigo misma. Era como si una parte de su ser se hubiese quedado atrás, sentía un vacío, percibía que echaba de menos a su yo de aquel espejo.

Un día espero hasta que cerro el bar, le siguió por la calle, no tenía dudas, era su padre, no podía olvidar su forma de caminar, su forma de pararse para ver un escaparate, su forma de saludar cuando se cruzaba con un conocido.
Después de cuarenta y cinco minutos caminando, llegaron a una urbanización, las casas eran todas parecidas, con su jardín y su valla delimitando las propiedades, varios recuerdos afloraron a su mente, había estado en esa casa.

Él, llegó a la casa y una mujer salió a recibirle, pensó que sería su nueva mujer, que por ella la había abandonado, o eso era lo que le había contado su madre.
Se quedó de pie, junto a la valla, mirando la casa, no sabía cuánto tiempo llevaba, hasta que la puerta se abrió y su corazón se paralizó, ella misma estaba saliendo por aquella puerta, era su cara, su cuerpo. La joven que salía de casa, se disponía a coger su coche, cuando miró hacía la valla, la vio allí de pie, sus ojos se llenaron de lágrimas, grito con todas sus fuerzas.

—Sara, Sara, ¡Dios mío! ¿Eres tú? Papá, papá, Sara ha vuelto.

La joven, seguía gritando, corrió hacía aquella mujer paralizada y se abrazó a ella, eran iguales, exactamente iguales, el hombre salió de casa, la vio, corrió hacía su hija, incrédulo, mirándola, tocándola para saber que era verdad, que estaba allí, que era ella, sana y salva.

Al escuchar el nombre de Sara, multitud de recuerdos inundaron su mente, la niña que creía ver en el espejo, era su hermana, y él, ya no tenía dudas, era su padre.

Sara, había sido raptada por una mujer cuando tenía 5 años, se la habían llevado del parque donde jugaba con su hermana, nunca habían sabido nada, durante años la habían buscado, no les habían dado ni una sola pista. La que durante años consideraba que era su madre, no lo era, su madre había muerto al nacer las gemelas, y su padre se había encargado de ellas con todo el amor y la dedicación que su tiempo le permitía.

Sara, volvió a casa, a su lugar, a su hogar, los recuerdos de una niña pequeña, le había llevado a encontrar a aquel hombre que había dejado huella en su infancia y a través de él, a aquella niña del espejo que era su hermana, una mitad de su ser, de sus sentimientos, de su vida.



Comentarios

  1. ¡Hola! De verdad que es muy bueno como escribes y uno se puede transportar en esos momentos, me parece ligera como escribes algo de nostalgia siento, creo que es lo bueno de saber escribir y trasmitir todo eso hace que sea aún más la experiencia de leerte. ¡Gracias está excelente! 💋❤️

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa
    Ay que bonito ver un final feliz!! Me ha encantado descubrir cual era el misterio detrás del espejo
    La familia es algo fundamental en la vida de todos, representa un amor del todo irremplazable
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Una historia fenomenal y no tanto por el final, que me ha encantado, sino porque has mantenido estupendamente la tensión narrativa =) Enhorabuna y gracias por compartirlo con nosotros
    Un besote!! ^,^!!
    ELEB

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    De verdad que fue un giro completamente inesperado en la historia, me gustó mucho el final feliz, las hermanas reunidas con su padre que vuelven a ser una familia. Esta muy genial el relato!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Sin duda, empezar a leer tus relatos, siempre me supone un enganche des del minuto uno.
    En serio, sabes como crear esa atmósfera adictiva que te atrapa y que te hace sentir esa sensación de querer más y más.
    En esta ocasión, admito que no me esperaba para nada el final, porque últimamente me has acostumbrado a finales más abiertos jejeje.
    Como siempre, un placer leerte.
    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Hola! Me ha gustado mucho lo que has escrito. No sé como lo haces pero me enganchas desde las primeras líneas. Tengo que reconocer que no me esperaba para nada ese final, últimamente los finales que leo son tristes o raros. Encantada de leer tu relato. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Holaa
    Estás que te sales. Me has mantenido en vilo todo el relato y el final... qué decir, me ha encantado! Te felicito porque conseguir esto en pocas líneas es todo un éxito. A seguir así ;)
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Esta historia que nos compartes hoy me recuerda a alguna serie de tv, aunque son pocas las veces que los secuestrados "despiertan" y tratan de buscar la verdad y recuperar su vida. Lo que da respeto es que seguramente alguno se base en hecho reales, bss!

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!!
    Tu blog me esta gustando un monton. El ultimo relato que lei me encantó y este tambien... He estado enganchada hasta el final . Me has mantenido muy intrigada. Ese final tan bonito que realmente es lo que a mi me gusta leer me ha llenado el corazon de amor. me he podido poner en la situacion y empatizar. BSS

    ResponderEliminar
  10. Una historia de esas que, en la práctica, existen. No es tan descabellada o impensable. Una historia bonita, dramatizada perfectamente y con un cierre magnífico.

    ResponderEliminar
  11. Al final realmente inesperado me imaginaba cualquier otro final pero no ese.
    Me ha encantado.
    Siempre consigues sorprenderme.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.

Lo mas leído en el último mes

Acariciando el alma

Un minuto del día

El cuadro

Abuelo

Venta de libros de segunda mano