Transición

Transición


La habitación era muy blanca, le llamaba la atención la pulcritud y la limpieza que allí había, entró, solo había un hombre esperando, pensaba que tendría suerte, no tendría que esperar demasiado tiempo. No podía mirar hacía el techo pues aquella luz era cegadora, demasiada luz para una sala tan pequeña.

Se sentó frente a aquel hombre, se saludaron. Durante bastante tiempo estuvieron callados, fue ella la que comenzó una conversación.

—¿Sabes si hay que esperar mucho tiempo?

—Cuando llegué, había una mujer y no tuvo que esperar demasiado.

—Bueno, pues esperaremos. ¿A ti no te molesta esta luz?

—Si, al principio, pero acabas acostumbrándote.

El silencio volvió a reinar en la sala. Lucía, observaba lo que había a su alrededor, le parecía muy minimalista, todo era blanco, la luz reflejaba en aquel color dando más luminosidad a la estancia, no había ventanas, solo vio una puerta que seguramente era por la que tendría que entrar para la consulta.

Lucia, se fijaba en el joven que tenía enfrente, no era muy guapo, pero le resultaba atractivo, se había fijado en sus manos, eran grandes, muy hermosas, cuidadas, no sabía de donde le venía aquella fijación por las manos, pero siempre era en lo primero que se fijaba.

Mientras estaba allí sentada, le vino a la mente un recuerdo de hacía unos años, de un novio que había tenido, que tenía unas manos muy parecidas a las de aquel joven, se ruborizó un poco cuando vio que él, se había dado cuenta que se las estaba mirando.

Lucía, quiso salir del paso y volvió a entablar conversación.

—Me llamó Lucia.

—¡Hola! yo Pedro.

—Pues encantada Pedro, ¿eres de por aquí?

—Sí, llevó aquí desde siempre.

—No te había visto nunca. Yo también he vivido aquí toda la vida.

—Creo que no, acabas de llegar.

—Sí, acabo de llegar a la consulta, pero vivo en esta ciudad.

—Esto no es una ciudad, esta es la sala del primer contacto.

—¿Del primer contacto? ¿Para qué?

Lucia se estaba poniendo nerviosa, ¿Dónde se había metido?, de repente la luz se hizo más tenue, ¿o es que ya se había acostumbrado? Miró al hombre y quiso averiguar por su mirada si había algo perverso en él, no vio nada, su mirada era normal, no parecía loco ¿o realmente era ella la loca?

—¿Me puedes decir que es este sitio?

—Claro que puedo, para eso estoy aquí, para hacer la transición.

—¿Transición? No entiendo. ¿Qué transición tengo que hacer?

Los nervios se estaban apoderando de Lucia, se movía inquieta en aquella silla, sus manos se retorcían esperando que la respuesta fuese natural, lógica.

Pedro, se levantó, se acercó, le tomó la cara en sus manos y la abrazó.

Lucia, en ese momento supo lo que estaba pasando, un escalofrío recorrió todo su cuerpo, recordó todo lo anterior a esa sala, sus últimos momentos dentro de aquel coche, sufriendo entre los amasijos de los hierros, suplicando que cesase aquel horrible dolor.

Transición


Comentarios

  1. Qué interesante y fresco leer algo diferente a lo que acostumbro! jajaja
    Maravilla, aunque me hubiese quedado un par de minutos más siguiendo tu historia.

    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, vaya que me sorprendió! Es algo tan bello como lo relatas que me sorprendió cómo fue el final. Sentí escalofríos solo leyendo en momentos no me lo imaginé.

    ResponderEliminar
  3. uf, que fuerte, la verdad es que es un relato muy bien redactado y en principio es bonito, pero luego deriva a algo tan trágico que me ha puesto los pelos de punta, si querías sorprendernos desde luego estoy convencida que a todos los que lo lean les va a sorprender ese final, ¿De donde sacas esas ideas? están geniales.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Mentiría si no he pensado des del primer momento como terminaría el relato, más que nada por el tema del título, que es bastante revelador.
    Pero como siempre, has sabido que me metiese de lleno en ella y admito que se me ha hecho muy corta.
    Como siempre, felicidades por tu escrito.
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Vaya, me ha encantado, sentí que tenia una idea de lo que venia pero al tiempo (cómo Sofía) quería que la verdad se mantuviera oculta por un poco mas, (para disfrutar mas el relato) esta genial, saludos!

    ResponderEliminar
  6. Hola,
    Una narración que transmite mucho con la descripción. Me ha gustado porque el estremecimiento final consigues transmitirlo. Gracias por compartirlo con nosotros.
    Un besote!! ^,^!!
    ELEB

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa, pues en este te he pillado rapido, lo de la transicion curiosamente si he visto por donde iba! pero me ha gustado igual ver como desarrollabas la historia y como al final llegaba la comprension a Lucia! besos

    ResponderEliminar
  8. Hola una historia muy interesante me hizo tanto recordar al final de una peli que vi hace poco Me before you y al llegar al final de tu historia comprendi que no me habia equivocado, se trataba de esa transicion. Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola, me ha gustado y a la vez me ha tensado un poco la curiosidad por lo que sucedería. Transmite mucho esta narración y me he quedado con ganas de más, la verdad. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa
    Ay a mi el nombre de Pedro me hizo pensar algo pero no lo podía creer, que fuerte!!
    Y que bueno para ella que, por lo menos,el dolor cesara
    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Tienes un modo muy bonito de escribir, me gusta como desarrollas las historias y haces que desee seguir avanzando hasta saber como acabará el relato. No esperaba que fuese así, y me ha dado un escalofrío al leerlo, ¿Quizá eso ocurra en la realidad?

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Wooooow!! y ¡¡Doble woooooowwww!!
    Sin palabras me has dejado. Lo último que me esperaba al leer "Transición" fuera precisamente esa transición. El paso entre la vida y la muerte. Estoy "In Looooove con tu escritura".
    ¡¡Bsssos!!

    ResponderEliminar
  13. A mi me has despistado con eso de que Pedro era joven, no es así como lo pintaban, que yo sepa. Al verlo todo blanco me había imaginado que estaba en un psiquiátrico por lo menos, pero me he quedado corta. Al menos dejó de sufrir por ese accidente, bss!

    ResponderEliminar
  14. Te metes en los personajes y el diálogo y termina muy rápido. Dentro de este final, se acaba el dolor en ess fase de transición.

    ResponderEliminar
  15. Me encantó tu fragmento, es texto propio? Qué talento, me gusta mucho, muy interesante y me gusta que incluyas los dialogos, no solo alguien narrando, gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  16. Hola. Me he quedado asombrada con el final. Me ha encantado cómo has abierto mi mete para crear varias respuestas para dame la explicación del porqué estaba allí sentada y me has dado la que menos esperaba. Felicidades. Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.