Verano


Aquel verano había sido especial, unas vacaciones en un lugar distinto, caras desconocidas, caminos por recorrer, playas en las que disfrutar. Dos meses con aquella familia que apenas conocías, con aquella prima que aun siendo de la misma edad era mucho más madura, ella vivía de otra forma, en una gran ciudad donde todo estaba más adelantado, la vida era más rápida, los juegos pasaban a otro nivel, el coqueteo se convertía en tocamientos, una vida muy distinta a la del pueblo, donde todo transcurría más despacio, todos crecían al mismo ritmo, no existía la moda, ni la tentación, perduraba la inocencia.

Ese verano, era el típico que marcaba una vida, el verano del amor, de descubrir que eras una niña en un cuerpo de mujer, donde todos los sentimientos que no sabías que existían aparecían uno detrás de otro sin tiempo para disfrutarlos.

Ese verano en el que te enamoras y piensas que será para siempre, que nunca aparecerá otro igual, donde descubres zonas de tu cuerpo, de las que nunca hubieras pensado que servían para disfrutar.

Ese verano, que temes que termine, donde los besos, las caricias son el sol que iluminan cada minuto, pides a la noche que termine pronto para comenzar un nuevo día.  Verano que viene a trastornar toda la inocencia para convertirte en deseada, admirada y amada.

Ese verano, que cuando termina tu mundo se hunde, regresas sin parar de llorar, prometiendo volver todos los años. Sintiendo que el mundo se acaba, que el corazón no volverá a palpitar de la misma forma, que no habrá oportunidad de otros sentimientos que suplan al de ese verano.

Ese verano, ya terminado, vuelta a la realidad, donde durante días enteros escribes poemas de amor, sueñas con las caricias recibidas, recreas cada momento, cada palabra. Noches largas que van pasando, sin darte cuenta, llega otro verano, perdiendo el interés por volver, porque has encontrado un verano más cercano, los momentos de recordar se van diluyendo en el paso del tiempo, pese a lo cual, siempre recordarás aquel primer verano.



Comentarios

  1. Un texto que viaja a través de los recuerdos de mis veranos adolescentes. un besito

    ResponderEliminar
  2. Quién no ha vivido un amor de verano? Un relato en el que muchos y muchas nos vamos a sentir identificados. Gracias por devolvernos por un instante a esos momentos, ha sido muy gratificante.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    No sabes como añoro los veranos de antaño la verdad. Días en que el único objetivo era disfrutar, exprimir cada instante y pasarlo en grande con mi familia. Que ojo, aun lo hacemos, pero claro, con el paso de los años todos, aunque nos reunamos, hemos tomado diferentes caminos.
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. No te lo vas a creer, pero para la entrada que quiero publicar el lunes ¡tiene la misma foto! Telepatía jajaja la has sacado de Unsplash, ¿verdad?
    Los amores de verano son como son, efímeros pero siempre se quedan en el recuerdo. ¡Un besito, me ha encantado tu texto!

    ResponderEliminar
  5. Hola! este texto me hizo recordar al verano y las vacaciones en playa. me encanta tu forma de escribir y tus relatos ya que a unx lx transporta a distintos lugares, recuerdos o momentos.

    ResponderEliminar
  6. Me han venido muchos buenos recuerdos al leer este relato ya que he recordado aquel verano dónde todo cambió, donde aquella inocencia tras los juegos imaginarios con las barbies pasan a una realidad dónde tú vives experiencias en primera persona. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    creo que todos tenemos un verano así, un verano en el que todo cambia para bien o para mal y no volvemos a ser los mismos. Qué bonito lo has reflejado, con cuantos matices.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Hola!!
    Me ha encantado tu relato!! Me he sentido identificada en algunos hechos como los besos, descubrir mi cuerpo de mujer...Y lo que mas lastima me da es cuando se acaba... A día de hoy sigo llevando mal el final del verano. Cada año es mágico y me trae nuevas cosas que no voy a olvidar. BSS

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa
    Ay me ha gustado mucho este relato, creo que has conseguido transmitir mucho y hacernos viajar hasta ese Verano especial que todos guardamos en nuestra mente
    Cuanta nostalgia!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa, pues es verdad lo que cuentas, creo que todos atesoramos en nuestra memoria un verano asi, al que tu con tu talento has reflejado en palabras, me ha gustado mucho leerlo y me ha hecho pensar en mi primer verano! besos

    ResponderEliminar
  11. Y tanto que se notaba diferencia entre los niños del campo y la ciudad, y no eran clichés. Y eran unos meses donde teníamos un pequeño mundo diferente de disfrute que no queríamos que terminara, pero pasaban casi más rápido que ahora, bss!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.

Lo mas leído en el último mes

Acariciando el alma

Un minuto del día

El cuadro

Abuelo

Venta de libros de segunda mano