Volar


Todas las mañanas salía de su casa con sus zapatos de tacón alto, su vestido entallado, su pelo bien peinado y su rostro maquillado a la perfección, era coqueta, le encantaba ser admirada, que tanto hombres como mujeres se diesen la vuelta cuando pasaba por su lado. La rutina era de tantos años que ni media hora le llevaba arreglarse y quedar perfecta. No era una mujer que levantada de la cama llamase la atención, si tenía unos rasgos que sabía acentuar. Con los años y tras probar varios estilos se había quedado con el que más cómoda se sentía, un estilo clásico/moderno que ella misma adaptaba de forma elegante al tiempo que combinaba lo importante de cada época.

Era una mujer sin compromisos, su vida giraba en torno a su trabajo, su ocio, sus hobbies, cuando necesitaba un hombre lo buscaba, solo tenía una regla, jamás volverían a verse, sería una noche donde los dos lo darían todo y donde todo se acabaría. Le gustaba la sensación de no conocer a su amante, saber que no le volvería a ver le permitía ser especial, disfrutar como si fuera la última vez, no sentir nada por esa persona parecía que le ofrecía el poder de ser ella misma, de no tener que fingir, quería darse a conocer tal y como era.

Su mayor defecto, según algunos era ese, deshacerse de los hombres después de haber disfrutado con ellos, algunos la tachaban de promiscua, otros de ninfómana, sin embargo, nunca le importaron las habladurías, lo que otros pensasen, le gustaba ser así, nunca se sentía culpable, ni malvada, simplemente era lo que deseaba y no lo iba a cambiar por unas normas estúpidas que marcaba una sociedad beata, tampoco se consideraba una cualquiera, simplemente era lo que el cuerpo le pedía. Debido a su forma de ser no tenía demasiadas amigas, ninguna se atrevería a hacer lo que ella hacía, aunque lo estuviesen deseando.

Había comprendido desde muy joven que no era capaz de amar a un hombre por mucho tiempo, sentía pánico de perderse en el amor, en una ocasión alguien le había dicho que su problema se denominaba filofobia, miedo a enamorarse, no sabía si era cierto o no, creía que existían demasiados problemas en el mundo como para preocuparse por el suyo, se sentía bien siendo como era, lo aceptaba y simplemente quería volar, ser libre para vivir a su manera.



Comentarios

  1. Hola! Como siempre nos dejas siempre con ganas de más. Me han encantado esos detalles de los zapatos de tacón y maquillada, puedo imaginarme cómo era, siempre nos haces entrar en la historia.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Me guste o no su modo de actuar, lo que sí comparto en absoluto, la decisión de ser como ella quiera ser, sin más, sin normas, o al menos normas dictadas por una sociedad. Sociedad la cual, en todos los tiempos no nos olvidemos que si eso lo hace un hombre es todo un machote.. En fin.
    Al final, o eso es con lo que me quedo del relato, es que cada cual debe vivir su vida como quiera sin importar lo que digan los demás, aunque debe ser un poco triste en parte no darse la oportunidad de sentir lo que es el amor.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa, pues a mi me parece muy bien su manera de actuar, cada uno debe hacer lo que considere, dejando de lado lo que los demas opinen ya que eso no tiene importancia! y te pueden tachar de lo que sea, al final lo unico que importa es lo que tu pienses de ti misma! besos

    ResponderEliminar
  4. Como siempre muy buen relato. Hoy en día no deberíamos juzgar a una mujer porque no quiera enamorarse y sólo quiera relaciones esporádicas. Además existen los estereotipos. Si lo hace un hombre es un machote, y si lo hace una mujer es ninfómana o promiscua... Espero que esto cambie algún día de verdad y no de "puertas para fuera" como ahora.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa
    Me ha gustado mucho este relato porque es una oda a la libertad, a ser uno mismo y a la importancia de no juzgar a nadie.
    Cada uno es libre de hacer lo que quiera siempre que no dañe a nadie y me gusta mucho que poco a poco las personas puedan aceptar mejor cosas que a priori son diferentes
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Hoy nos traes un tema polémico en tu historia,¿eh? Porque al final las mujeres tenemos que seguir unos cánones y si no lo hacemos de malas para arriba. ah, pero si lo hacen los hombres, si son ellos los que no quieren volver a saber nada de su ligue, son unos machotes...bss!

    ResponderEliminar
  7. qué mala costumbre de nosotras siempre pensar que debemos de estar con una sola persona o qué es un hecho quererse enamorar de alguien me parece que la historia tiene todo su derecho de ser feliz ser libre de disfrutar de la vida pero sobre todo que se sienta a gusto con lo que haces Y está con uno con otro con quién quiere y que lo quiere olvidar el siguiente día o algo a qué momento creo que es válido me parece que es una un fragmento que a muchos podemos identificarnos unos van a aplaudir otros van a tachar lo de mal pero al final es su forma de ser y es muy válida creo que se respeta he disfrutado mucho de la lectura saludos.

    ResponderEliminar
  8. Conozco a alguien con esas características, no la juzgo al final es su vida y su cuerpo, a mi no me afecta, cada persona tiene un enfoque diferente de la vida y de cómo vivirla.

    ResponderEliminar
  9. Hola,
    Me ha gustado el relato porque al final refleja un realidad que existe y que no hay que ocultar. No creo que sea un problema el decidir vivir tu vida como quieres y disfrutarla. Me parece una descripción estupenda la que nos haces.
    Un besote!! ^,^!!
    ELEB

    ResponderEliminar
  10. Hola :)

    Que relato tan preciso de lo que vivimos algunas mujeres. Sabemos que no todas son así o se atreven a serlo por miedo de ser criticadas pero hay algo que es bien claro: algunos miembros de la sociedad van a criticar el estilo de vida de otros así que lo mejor es volar y vivir la vida.

    ResponderEliminar
  11. hola guapa, pues este relato es muy diferente a los últimos que has escrito en cuanto a temática, el estilo es ele tuyo eso estña clarisimo. Me ha gustado porque cada uno debe vivir y disfrutar la vida como quiera siempre que no perjudique a otros, y el que dirán, como que da igual, buen texto sin duda, muy de hoy en dia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

Lo mas leído en el último mes

Mi libro "Te estaré esperando"

La gata salvaje

Luna negra

El cementerio de las almas buenas