No olvides que te quiero


—¡Cariño!, ¿hoy que quieres desayunar?, ¿te parecen bien unas tostadas?, ¿las quieres con café o con té?

—Lo que tú quieras, sabes que todo lo que haces me gusta.

—Bien, amor, ahora mismo me pongo con el desayuno, te he dejado todo lo necesario en el baño, en un momento estoy contigo para ayudarte.

—Gracias amor, sin ti no sería nadie, eres la mujer perfecta.

—¡Oh cary!, qué bueno eres, me encanta que me digas esas cosas. ¿Sabes?, hoy tengo preparado un día especial, después de comer jugaremos a las cartas, luego nos podemos leer un libro, ver una película, de esas de amor que tanto nos gustan.

—Sí, cariño, prepara nuestro día, confió en ti.

—Mi vida, posiblemente tenga que salir un rato, necesito hacer compra, casi tenemos la nevera vacía, pero no estaré fuera más de una hora. ¿Podrás arreglártelas?

—Sin problema cielo mío, aquí te esperaré.

—Bien, ¿tienes algún capricho?, aprovecha para pedir, pues hasta la semana que viene no volveré a comprar.

—Si pudieras traerme unos cigarrillos, te lo agradecería.

—Amor, no hagas que me enfade, el tabaco mata y quiero que me dures mucho tiempo, no podría vivir sin ti. No vuelvas a pedirme eso.

—Perdón amorcito, perdón, no te enfades. Tienes razón, solo miras por mi salud.

—¡Por supuesto, no lo dudes!, tu salud es muy importante, porque te quiero, ¿lo sabes verdad?

—Lo sé, me lo has demostrado, con tus cuidados, tu dedicación, estoy feliz aquí contigo.

—Así me gusta, que no piensen solo en ti. Me voy cariño, en una hora estoy de vuelta.

La puerta de la calle se cerró pasando la llave. Él, intentó salir de la cama, su cuerpo estaba inmovilizado por las malditas inyecciones que aquella loca le ponía todos los días, se tiró al suelo, como pudo se arrastró hasta la ventana, estaba atornillada, no podía abrirla, sus manos comenzaron a poder moverse, aunque no era capaz de dominarlas, con el pie de metal de la lámpara pegó al cristal, tuvo que hacerlo varias veces pues no tenía fuerzas, finalmente se rompió y comenzó a tirar a la calle todo lo que encontró en la habitación.

Cuando ella llegó a casa, la estaban esperando varios efectivos de la autoridad, él salía en una camilla, les había contado como fuera secuestrado, atado, drogado, ultrajado, todo para mantenerlo a su lado, no sabía el tiempo que llevaba aguantando a aquella demente, haciendo lo que ella quería para conservar la vida. 

Desde la ventanilla de la ambulancia miraba a los ojos inyectados en sangre de la desequilibrada que una noche había conocido en un bar.



Comentarios

  1. Que terrible situación, pero al menos tuvo un final mejor y pudo salir de su cautiverio gracias al escándalo que armó, sales al bar, conoces a alguien y te puede cambiar la vida de modo tan drástico.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Ostras, me has dejado helada, porque cuando estaba leyendo el diálogo, pensaba que era una historia de amor, no de posesión o locura.
    La verdad es que se me ha puesto la piel de gallina porque aunque es una historia de ficción, desgraciadamente hay muchas personas, tanto hombres como mujeres, que a veces se nos olvida que los hombres también son maltratados, que estén sufriendo situaciones quizás similares.
    La verdad es que da miedo poder toparse con una persona como esa mujer, porque seamos sinceros, aunque pongamos la mano en el fuego por alguien, jamás sabemos que´puede suceder, y es algo inquietante.
    Me alegro que la historia terminase bien, porque por desgracia, historias como esta, no tienen un final feliz.
    Como siempre, un placer leerte.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Que texto más triste nos muestras pero con tanto sentimiento en cada una de las palabras que nos compartes. El final nos ha sorrpendido mucho y nos ha puesto la piel de gallina. Una historia corta pero muy estremecedora.
    Siempre es un placer leerte

    ResponderEliminar
  4. Bufff pense que era algo bonito al principio 😰😰
    Tienes el con de sorprender con tus escritos
    Enhorabuena 👏🏼👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
  5. Vaya tela!!! Pensé que era una pareja perfecta. Las apariencias engañan... Por desgracia estas cosas pasan. Gran minirrelato, como siempre.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Me ha encantado!!! Me encanta el giro de que sea ella y no él quien rapte y secuestre. Además, el diálogo del principio es genial. Muchas gracias por compartirlo con nosotros, me encanta como escribes.
    Un besote!! ^,^!!
    ELEB

    ResponderEliminar
  7. Woooow quedé impactada con esta historia! Al comenzar a leer pensaba que sería una historia de amor, por suerte pudo escapar al final... Aunque aquí des ficción hay mucha gente pasando situaciones parecidas en la vida real, ojalá que puedan también acabar con final feliz.

    ResponderEliminar
  8. Esta historia es de las que impactan. Vaya historia triste. Y el problema es que a veces, pasan estas cosas incluso en la realidad. Hay que tener mucho cuidado.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado el giro de la trama, aunque por primera vez con tu relato no me ha pillado por sorpresa, aunque nunca hubiera imaginado que era eso lo que ocurría. Gracias por sorprenderme de nuevo, un abrazo

    ResponderEliminar
  10. hola guapa, pues ha empezado un relato muy bonito, con mucho amor, y luego da un giro tremendo tal y como nos tienes habituados, y acaba mal, y es que nunca sabes quien son los demas, incluso la persona que tienes al lado puede sorprenderte y no ser lo que parecia ser en un principio. impactante como siempre.

    ResponderEliminar
  11. Hola. Menudo relato. Desde el principio notaba que algo iba mal, pero no deducir este final. Me has vuelto a sorprender, y eso me gusta. Gracias por compartir. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola!!
    si te digo que ha sido un alivio saber que la tia está como una cabra y el pobre estaba secuestrado... que me iba a dar algo con tanto empalago al principio, ya estaba yo toda acomplejada porque jamás he mantenido una conversación así y, visto lo visto al final, menos mal. Como siempre, un gran relato con sorpresa.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  13. Desde luego nunca sabes lo que puedes encontrar si intentas ligar en un bar jajaja Aunque al principio del relato me extraño, me resultó cursi comparado con tu forma de escribir habitual, para nada me esperaba un secuestro, bss!

    ResponderEliminar
  14. Increíble la situación es super heavy y aunque sea esto una lectura pasa en la vida real y me he quedado sin palabras a la hora de leerlo. Se me ha puesto los pelos de gallina. Lo bueno es que la situación haya salido bien y se fuera de ese sitio. Genial el post. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa, madre mia como pueden cambiar las cosas de una frase a otra eh, me ha recordado inevitablemente a Misery! aunque supongo que aqui el motivo inicial fue el sexual y no la admiracion por un escritor, pero aun asi... da que pensar! besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.

Lo mas leído en el último mes

Mi libro "Te estaré esperando"

El jardín de Dondiego

Noches Felices

El músico

El autobús de las seis