El ojo del viento

El ojo del viento


Nunca supo cuál era el poder del viento hasta que lo conoció durante una fiesta, tras varias horas de baile el mundo se convirtió en él, todo giraba a su alrededor, no podía mirar más allá pues siempre estaba su mirada, aquellos ojos que penetraban en su corazón levantando aquel viento fresco que nunca pensó que existiese, el aire puro que respiraba cuando le veía le daba la vida para poder seguir adelante, algunos momentos eran silenciosos, otros terroríficos y en otros reinaba la paz, eran esos los momentos que deseaba, cuando el ojo del viento penetraba en su corazón y se quedaba unas horas en las cuales su respiración era normal, aunque algo agitada por el amor que sentía, sus constantes se estabilizaban con el contacto de su mano sobre la suya, su cerebro despertaba escuchando su voz.

Él, solo se sentaba a su lado, le decía cuanto la quería, agarraba su mano y rezaba para que aquella tortura terminase pronto, quería volver a sentir sus abrazos, sus palabras cariñosas, sus besos, deseaba darle su fuerza o cambiarse por ella.

Todo sucediera la noche del baile, se conocieron, bailaron, se enamoraron, todo se manifestaba como en un cuento, parecía que el tiempo era primordial y tendría que suceder así de rápido.

Un desmayo en sus brazos terminó con todo en un segundo, ahora estaba en esa cama, dormida, sin saber si sentía o no sentía, si tenía dolor o paz, si le reconocería si en algún momento despertaba.

Ella, vivía una y otra vez aquel baile, recordaba todo lo que sentía, como se había enamorado, lo deprisa que iba todo en cuanto a sentimientos, luego la oscuridad, el vacío, no había dolor, solo tristeza hasta que la puerta de la habitación se abría y entraba el ojo del viento, su viento, lo sabía por qué solo podía notar el aire fresco que le producía su presencia, era como un ojo de una aguja, pequeño, pero suficiente para mantenerla estable durante unas horas, en las cuales sentía ese amor que revivía una y otra vez.

El ojo del viento


Comentarios

  1. ¡Hola!
    Que historia tan conmovedora y triste a la vez.
    Es curioso como la vida nos puede cambiar de la noche a la mañana, y bonito es que a pesar de esos cambios el amor perdure, y no solo eso, que él, siga al pie del cañón reavivando esa llama día tras día y así evitar que no se apague.
    Aunque el final no es que sea muy esperanzador, espero que ella pueda despertar y revivir ese baile, pero de verdad.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Holaa
    A pesar de ser un relato muy bonito me apena muchísimo el final. Me encantaría conocer más sobre esta historia y ya sabes, el final feliz. Ver cómo despierta y puede revivir de nuevo todo lo que anhela.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa
    Ay este relato es de los que te toca el corazón, es muy intenso y está cargado de emociones de las que sacan las lágrimas
    Es curioso la fuerza la que puede tener el amor de verdad, como siente esa brisa fresca. Pero que lástima me da la historia en si
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Hola wapa! Es un relato cortito pero muy bonito, pero al final es un poco triste y conmovedor.
    Bsss

    ResponderEliminar
  5. Es un relato intenso, y me encanta la imagen con la que lo has acompañado, parece metafórico, a veces las relaciones suelen ser así de intensas.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa, me ha parecido un relato muy onirico, la verdad es que me ha gustado la atmosfera que has creado y sobretodo el final, que creo que es donde mas destacan tus escritos! besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.