El pozo del olvido

El Pozo del olvido


La compra del nuevo solar le había dado muchos quebraderos de cabeza, sin bien por fin, todo quedaba resuelto, a partir de ese momento era propietario de aquella belleza en medio de la naturaleza, lugar que le vendría fantástico para crear arte. Construyendo su nueva casa los albañiles descubrieron un pozo de piedra, a pesar de llevar años bajo tierra estaba bien conservado y cada losa colocada como si formase una espiral.


Antes de destruirlo y taparlo para siempre, quiso investigar cuál había sido el fin de aquel pozo. Le llevó su tiempo averiguar que cien años atrás fuera construido por un anciano, que tan pronto terminó la obra desapareció, se le intentó buscar en el interior del pozo, sin embargo, resultaba imposible acceder al fondo pues cada vez se estrechaba más, llegando incluso a no dar paso a una persona, por lo que se dedujo que el hombre no estaba allí dentro, otra curiosidad era que al tirar una piedra parecía no tener fondo era como si la oscuridad interior se tragase todo lo que allí caía.

Tras pensarlo detenidamente quiso dejar el pozo visible pues le parecía una construcción muy llamativa por el color y la forma de las piedras que componían aquella obra.
La casa tenía que estar terminada en cinco meses y se tuvo que prolongar a siete, algunos de los trabajadores se olvidaban de como continuar o donde dejaban el material, incluso alguno había desaparecido sin ninguna explicación.

El día de la inauguración la casa se llenó de amigos y familiares, que además de alabar la buena construcción se quedaban impactados por el pozo, varios se acercaban a tirar piedras, monedas, en general parecía que resultaba más atractivo que la propia casa.

Cuando la fiesta terminó el dueño de la casa se quedó solo, mientras recogía los últimos vasos escuchó una voz que salía del pozo, al acercarse todo se quedó en silencio, introdujo la cabeza para ver mejor agarrándose fuertemente a las piedras del borde, de nuevo escuchó su nombre, la oscuridad del interior avanzaba hacia él, sin poder dejar de mirarla.

Al día siguiente la propiedad volvía a estar como siete meses atrás, no existía casa, ni pozo, ni nadie que recordase lo que allí había pasado, solo un gran cartel: “Se vende”.


El pozo del olvido


Comentarios

  1. Hola guapa, carai que relato! es inevitable que cuando pienso en terror y pozos, me venga a la mente sadako y The Ring, que bueno no es lo mismo pero no se yo lo que pasaria dentro del pozo! es una muy buena historia! besos

    ResponderEliminar
  2. Hola. Qué tenebroso relato. Me gusta mucho como consigues despertar mi curiosidad para sabe que fin tiene ese pozo. Me quedó la intriga de saber que pasa con las gente que desaparece. Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    ¡Pero que iu iu me ha entrado! Es que en el jardín de casa tenemos un pozo antiguo jejeje, creo que ahora me lo miraré con otros ojos.
    Bromas a parte, la verdad es que es un relato de terror súper bien elaborado. Cierto es que, ya sabes, yo siempre me quedo con ganas de más, porque consigues atraparme desde la primera línea.
    Un placer, como siempre, leerte.
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Que miedito! Realmente lograste atraparme como los susurros del pozo al protagonista! Me encanto tu relato. Te super felicito , es un placer leerte!

    ResponderEliminar
  5. Holaaa
    Por favor que relato😅😅con lo que me gusta a mi el terror!!!
    Cuando un relato esta bien hecho me meto en la historia y tu lo has conseguido.
    Bravo!!

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    sabes como poner los pelos de punta, ¿eh? y tienes la capacidad de hacerlo en pocos párrafos y, además, dejar enganchado a quienes lo leemos. ¿Qué esconderá el pozo? ¿quien llama y porqué? dejas con muchos interrogantes y con ganas de saber más de la historia :)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Very good post. Nicely written. Keep up the good work.

    ResponderEliminar
  8. Que buen relato! Es de tu autoría? Me sorprendió bastante, me intrigó y me dejo con la duda de qué pasó 😱 muy bueno! Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  9. Mira que la parte de que se lo tragara el pozo tiene su aquel pero, ¿que la casa nunca se remodeló ni hubo fiesta ni invitados? Vaya imaginación que tienes, no dejas de sorprendernos. Sigue así,bss!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.