Como ser feliz en cinco pasos

Fito - Cuento



 Fito

Cuento

Si en algún momento del regreso a casa, alguien le hubiera dicho lo que pasaba allí dentro, seguramente no lo hubiese creído. A pesar de verlo con sus propios ojos, dudaba de la estampa que tenía delante. Corrió a casa de su vecino para que fuese testigo de lo que allí pasaba.

Aquella aventura había comenzado seis meses atrás, durante un paseo por el parque, un pequeño gorrión se lastimó una de sus alas e indefenso reposaba sobre la hierba. Con mucho cuidado lo llevó a casa para curarlo y sobre todo para que estuviese bien atendido.

La casa no era muy grande, la compartía con Fito, un enorme gato con muy mala leche y demasiado posesivo. Tan pronto notó que su compañero le prestaba más atención al pájaro, buscaba cualquier excusa para acercarse y acabar con el intruso. Incluso en una ocasión estuvo muy cerca de agarrarlo con sus fauces, menos mal que había llegado a tiempo de evitar una tragedia.

El gato se colocaba bajo la jaula de pajarillo y dormía con un ojo abierto, pendiente y atento a los movimientos del ave que intentaba mover su ala rota.

El tener que salir a trabajar era toda una odisea, tenía que dejar la jaula colocada de forma estratégica, para que en ningún momento se abalanzase sobre ella. Mientras estaba en el trabajo pensaba si el pájaro seguiría vivo y si el gato se había portado bien. En el trayecto de regreso rezaba para encontrar todo tal y como lo había dejado, que el indefenso animalito continuase sano y salvo.

Esa tarde noche, lo que vio allí dentro le hizo soltar varias lágrimas, incluso su vecino no podía dar crédito, conocía perfectamente al enorme gato. Después de llevar ocho años como vecinos sabía que era un vago con malas pulgas.

Aquello que estaban viendo quedaría grabado en sus mentes para siempre. Parpadearon varias veces y cerraron la boca que se le había quedado abierta ante tal panorama.

Fito dormía plácidamente, mientras el pajarillo se acurrucaba en sus patas delanteras, recibiendo el calor que le daba su nuevo amigo.


Fito

Comentarios

  1. Muy linda historia, los gatos son sorprendentes...
    Besazo y buen descanso.

    ResponderEliminar
  2. Los animales nos dan lecciones impresionantes, son maravillosos. Aquí, convivencia y gran ternura. No concibo mi vida lejos de animalitos. Precioso, Mar.

    ResponderEliminar
  3. Uma linda história e uma umagem muito bonita , o gato e o passarinho.

    Tenga uma linda noite, beijos.

    ResponderEliminar
  4. Ese gato tiene un gran comportamiento y buen fondo. Seguro que es negro.

    ResponderEliminar
  5. Que bonito. Yo recuerdo unos Patitos que tuvimos que seguían a nuestra gata como si fuera su madre

    ResponderEliminar
  6. Hola, relato entrañable y perfecto para iniciar el día con una sonrisa. Muy bonito. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. La intriga es tremenda, qué pasará... Y claro no debería sorprendernos la convivencia entre los depredadores y sus perseguidos.
    Una historia que te mantiene en tension y al final bushh y el alivio.

    ResponderEliminar
  8. we learn a lot from animals.....

    Thank you for sharing the interesting story

    ResponderEliminar
  9. Uy que tierna historia . Te mando un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante para mí. Este blog siempre devuelve todos los comentarios. 😘💖

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.