Y llegó abril

 Y llegó abril


Vivir con la conciencia tranquila, despertar cada mañana sin tener nada planeado dejando que el universo mostrase la sorpresa de cada día era algo que le había costado mucho tiempo poder llevar a cabo, el no tener que ser como todos los demás, el no regirse por normas estúpidas como moda, belleza, consumismo, le daba la libertad de disfrutar cada momento como si fuese el último. Pensaba que la vida era corta como para desperdiciarla en vanidades, egoísmos, el marcar la diferencia le daba el poder de decir lo que pensaba, hacer lo que deseaba y si tenía que morir que fuese porque había vivido sin presiones, a su manera, con sus virtudes y sus defectos sin ocultarlos pues creía que eso era la esencia de existir, de pasar por el mundo convencida de ser única gustase a quien gustase.

En su entorno tenía amigos y enemigos, y así creía que tenía que ser, que alguien le demostrase que no le gustaba era un alivio, pues la mayor parte de las veces uno se pasaba más tiempo pensando a quien gustaría que, viviendo, otra parte del tiempo se salía de casa para intentar agradar a desconocidos y otras para hacer felices a la familia. Nunca más haría eso, sería tal y como le había tocado ser, para algunos una bruja para otros una bella persona, algunos pensaban que era fea, otros que tenía su encanto, por ello se dio cuenta de que nunca sería al gusto de todos, pero si podía ser al gusto de ella misma.

Y llegó abril, le conoció a él, nunca creyó que encontraría alguien tan afín, con su misma forma de pensar, de actuar, de ser, pero ahí estaba libre como el viento, juntos descubrieron que el mundo era hipócrita, que estaban sujetos a estereotipos marcados por modas estúpidas, por frases hechas que nada tenían que ver con la realidad de cada ser. La unión de ellos dos fue envidiada por muchos y aplaudida por pocos, solo escuchaban la frase “Dios los da y ellos se juntan”, que tontería pensaba, cuanta envidia por que no se atrevían a dejarse ver tal y como eran, fingían y eso tenía que resultar agotador. Pasar por la vida sin tener que aparentar para hacer feliz al mundo, era la libertad, y lo había conseguido y culminado cuando llegó abril.


Y llegó abril


Comentarios

  1. ¡Hola!
    La verdad es que admito que he sentido un poco o mucha envidia a la protagonista del relato.
    Cierto es que soy de esas personas que huye de las modas, que pasa olímpicamente de lo que dirán o lo que dicen, que piensa que los cánones de belleza son simples canales de tortura para que todos terminemos siendo como fotocópias, que piensa que la perfección no existe como tampoco la normalidad, porque ambas son cosas súmamente subjetivas...
    Pero por otro lado, siendo sincera conmigo misma, inevitamblemente también caigo o me dejo arrastras por esas obligaciones, horarios.... Aunque mi esencia, ni nada ni nade la van a cambiar y guste o no, seguiré con mi libertad de vivir la vida como yo quiera.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Y que bueno que encontró alguien que mira la vida de la misma manera, porque ir por la vida dando la contra no es fácil y estar acompañado lo hace más llevadero, lo importante es mantenerse fiel a uno mismo.

    ResponderEliminar
  3. Como nos gustan estos textos que nos compartes y la historia en esta ocasión nos ha gustado mucho. Gracias por compartirlo y siempre siendo fiel a una misma

    ResponderEliminar
  4. Esa determinación de tu protagonista frente a los de su vida y su mundo es la misma que mucha gente en la vida real necesita.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado el relato! que importante es ser fiel a nosotros mismos sin importar lo que puedan opinar los demás, pero es mucho mejor cuando encontramos a esa persona afín a nosotros, con la que te puedes dejar ver tal y como eres!!

    ResponderEliminar
  6. Cuanto de cierto hay en la narrativa y cuanto triunfo hay en ellos cuando a uno no le interesa el que dirán o cuando se tienen q cumplir a rajatabla todos los procesos de la pareja . Hogar . Niños etc etc. Bienvenido salir de los moldes . Saludos excelente post

    ResponderEliminar
  7. Hola! Me ha gustado mucho tu post y cómo lo escribes. A seguir escribiendo a tope!! Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola, nos ha gustado mucho tu relato! Qué difícil es poder tener un espíritu libre, sin necesidad de "encajar" y de tener que seguir las normas de todos los mercados en los que nos exponemos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Qué bonito es encontrar a alguien que vea la vida de la misma manera!!! Compartir pensamientos sin tener que fingir nada, desde luego que eso es libertad.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    Cuando sucede algo así es mágico. La verdad es que me identifico un poco con el personaje. Me gusta mucho el relato, gracias por compartirlo con nosotros.
    Un besote!! ^,^!!
    ELEB

    ResponderEliminar
  11. En este relato hay algunas frases que he pensado muchas veces, como la de que debe ser muy cansado fingir ser alguien que no se es, solo por tener una fachada. La vida es más corta de lo que nos gustaría y hay que aprovechar el tiempo, bss!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.