Un tiempo, un viaje

 

Un tiempo, un viaje

Un tiempo, un viaje

En un paraje inhóspito repleto de polvo, arena, matorrales, pequeñas rocas abrió los ojos contemplando todo lo que tenía a su alrededor ¿lo había conseguido?, eso parecía, aunque llevaba la misma ropa que antes del experimento no se hallaba en el mismo lugar, ¿acaso sería un éxito?, no le quedaba más que descubrir donde estaba, que año era y como volvería. Por el momento dejaría las preguntas, comenzaría a caminar y con suerte encontraría pistas que le llevarían a confirmar que se podía viajar en el tiempo.

Con cada paso que daba su rostro se iluminaba sabiendo que el mundo conocería su trabajo, sus investigaciones habían concluido en el descubrimiento del siglo, poder pasar de una época a otra o simplemente de un lugar a otro era algo con lo que todos soñaban y él estaba seguro de haberlo conseguido.

Años atrás comenzó a dar rienda suelta a sus conocimientos, investigando y creando esa máquina que le transportaría a donde desease, miles de cálculos, cientos de errores que solventar, fracaso tras fracaso, noches en vela recalculándolo todo, días en los que parecía que la cabeza le iba a estallar, demasiadas horas olvidándose de comer, hasta que por fin parecía que todo aquel esfuerzo diera sus frutos, al menos había llegado a algún lugar fuera de su entorno, ¿a dónde?, sería lo primero que tendría que descubrir.

No sabía cuánto tiempo llevaba caminando, la sed comenzaba a hacer mella en su organismo, se resguardó bajo un pequeño matorral tenía que evitar aquel sol abrasador, por más que mirase a su alrededor solo veía desierto, arena y más arena, el cansancio le hacía perder los sentidos, la noche se acercaba y notaba como la temperatura bajaba rápidamente, del calor excesivo estaba pasando a un frío extremo, no encontraba donde cobijarse, sus manos y su cara se tornaban de un color azulado, se tiró al suelo y por su mente solo pasaba la mala suerte por haber conseguido llegar a un lugar donde moriría sin que nadie supiese nunca nada sobre su descubrimiento. Poco a poco su cuerpo se enfriaba hasta el punto de no poder respirar.

Cuando creyó morir sus ojos se abrieron de golpe y se vio tirado en el terrazo de la azotea, se había quedado dormido a la intemperie, se levantó por un lado feliz de estar vivo y por otro decepcionado de que todo fuera un sueño, ¿o no?

Comentarios

  1. Hola wapa! Me ha gustado mucho tu relato de Un tiempo, un viaje. Es muy bonito y da pie a querer leer más y más, jejejeje
    Bssss

    ResponderEliminar
  2. Era bom que existisse uma maquina do tempo, para podermos voltar atrás em alguns momentos.

    Um aparte, deveria colocar um tradutor na página, por vezes não consigo perceber umas palavras.

    Beijinhos

    ResponderEliminar
  3. Inevitablemente lo relacione con el relato de la tortuga y me hace pensar en que a veces uno añora divisar nuevas cosas y aunque sea en sueños se percibe esas preocupaciones que traen consigo vivencias gratas y no tan gratas pero a la larga es la esencia de la vida, en donde todos vamos como vagando y topandonos con muchas cosas que esperamos y otras que no, pero que debemos vivir y afrontar porque no existe tal máquina del tiempo que nos vuelva a dar las mismas oportunidades.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Si es que... me ha venido a la mente la serie que estoy viendo, Outlander (es más acabo de ver un episodio), en que la prota viaja en el tiempo (no digo más por si alguien o tú misma la ves, no hacer spoilers).
    La verdad es que lo de poder viajar en el tiempo, sería todo un que, pero para ser sincera, viendo en la sociedad que vivimos, creo que sería algo bastante devastador.
    Me ha gustado el final. Esa intriga de pensar si en realidad ha sido un sueño o lo ha vivido...
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    llegados al final del sueño creo que está bien que solo sea eso: un sueño y que pueda poner remedio a las dificultades que le han surgido antes de que le ocurran de verdad. Aunque no se si era un sueño o de verdad había logrado viajar a través del tiempo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola,
    Como siempre un final totalmente sorprendente. Te confieso que ha me esperaba lo peor... y que no iba a poder anunciar al mundo su descubrimiento. Hay veces que los sueños son tan tan reales ¿verdad? Me inquieta muchísimo el tema de los viajes en el tiempo...
    Besotes

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.