Tres maravillosos años

Las puertas




 


Las puertas

Demasiadas veces lloraba cuando cruzaba la entrada que la llevaba hasta la más oscura de las penumbras, horas y horas con la tristeza aflorando sin saber cuál era el temor de cruzar el patio de los recuerdos, aquel espacio donde las almas se reunían para recordarle que ya no estaba viva, que el tiempo regalado había terminado, que simplemente quedaba lo que habías sido, hecho o vivido.

No sentía que perteneciese a ese espacio, a ese tiempo, se habían equivocado, no podía ser que le arrebatasen su vida, le quedaban demasiadas cosas por hacer, por decir, por soñar, sin embargo, allí estaba entre aquellos sin expresión, sin pasión, sin sueños, sin ilusión.

Recorrió con pasos apurados aquel tramo en busca del culpable de su situación, no renunciaría a su deseo de volver a vivir porque alguien más poderoso lo hubiese decidido, le tendría que dar una explicación y sin duda que la pediría.

Aquel trecho nunca se terminaba, caminaba mirando a los de su alrededor sin que nadie se fijase en ella, no entendía la tristeza en sus rostros, no existía brillo en esos ojos caídos, no notaba esperanza en sus andares, solo ella estaba decidida a llegar a donde tuviese que llegar para recuperar lo perdido.

Al fin observó varias puertas grandes, brillantes, cerradas, ¿acaso tendría que decidir cuál abrir?, pues las abriría todas, no se dejaría condicionar por retos para los que aún no estaba preparada. Decidió abrir la del medio, ¿por qué?, no lo sabía, acercó su mano para empujarla, no se abría, empujó más fuerte sin conseguir nada, se acercó a la de su derecha y no consiguió que se abriese, lo intentaría con las otras, alguna tendría que ser la correcta, alguien tenía que esperar tras aquellas puertas. Con decisión empujó la última que también permaneció cerrada, volvió a intentarlo una por una. Cuando comenzaba a desesperarse se abrió la puerta donde estaba apoyada, la miró durante unos segundos esperando que alguien saliese por ella, al ver que se cerraba apuró el paso para cruzar al otro lado, no tenía miedo solo reclamaba lo que era su suyo, su vida, volver a su sitio, a su lugar, no abandonaría sin haber luchado.

Despertó en donde tenía que estar, abrió los ojos en el lugar que por el momento no quería abandonar, observó la luz que no le permitía ver más allá de su persona, escuchó voces que no reconocía, sintió un fuerte dolor que le recorría todo su cuerpo, sintió la vida, el olor característico de un quirófano, manos moviéndose por su piel, por su interior, notó aquella extraña descarga dolorosa y luego nada, todo se quedó de nuevo en silencio, ya no estaba en aquel patio, ya no veía aquellas almas tristes, sabía que despertaría y volvería para poder cumplir todo aquello que le quedaba por hacer, regresaría a su lugar para volver a soñar y esta vez para cumplir esos sueños.


Comentarios

  1. Impactante. Emociona leer. Felicidades Mar, felicidades.🌹🌹🌹

    ResponderEliminar
  2. Un relato maravilloso, lleno de ganas de vivir y la protagonista tiene ahora otra oportunidad para hacer realidad sus sueños. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Ostras, mira que he leído sobre la muerte o bueno sobre ese camino hacia ella para ser exactos, pero jamás lo presentaban como un lugar con varias puertas, y me ha parecido muy original.
    Me alegra que en esta ocasión la protagonista pudiese volver a la vida y poder cumplir con todo aquello que se le había quedado en el tintero, o simplemente, vivir.
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. No tengo palabras.. e un placer leerte, cada vez mas y mas. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué texto tan hermoso! Me gustó mucho :)

    ResponderEliminar
  6. Uauuu. Un final escalofriante. El detalle del olor a quirófano ha sido perpecto para traernos de golpe de ése mundo onírico de espera. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  7. Hola! Me ha gustado mucho el relato, la idea de las puertas me ha parecido muy original, me gusta porque está lleno de sentimientos y el final ha sido impactante. Es genial que la protagonista tenga una segunda oportunidad para volver a soñar, cumplir todos sus sueños y vivir el día a día. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Que interesante la visión de este concepto, la muerte siempre lo englobamos en algo muy simple y muy práctico, nunca en varias decisiones y en varios caminos, pero bueno me ha encantado la experiencia de leerte, y de saber todo lo que nos cuentas

    ResponderEliminar
  9. wow que impactante, creo que la muerte se presenta en muchos escenarios para las personas, este que nos describes es sin duda uno de ellos. He escuchado y he vivido la experiencia de estar unos segundos del otro lado y realmente es un mundo diferente, aunque siempre lo que deseas es regresar... muy interesante. abrazos de luz!

    ResponderEliminar
  10. hola guapa
    Me encanta la capacidad que tienes para darle tu propia visión a temas así, no me lo hubiera imaginado y me encanta el enfoque
    Pero lo que más me gusta es ese final lleno de esperanza y de ganas de luchar y cumplir sueños
    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. En este caso no he podido evitar recordar algún capítulo de la serie "Entre fantasmas", ya que a veces no se han ido sino que están en coma, al igual que sucede en tu relato, y luchan por volver (y otros se quieren ir),bss!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante para mí. Este blog siempre devuelve todos los comentarios. 😘💖

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.