La uva dorada

 La uva dorada

Círculo cerrado

Tinta en las olas

 

Círculo cerrado

Le observaba dormido recostado en el sofá, los cientos de canas que iban cubriendo su pelo negro lo hacía más atractivo, las gafas de presbicia caídas sobre su nariz le daban un aire rebelde como siempre había sido, un amante de la vida, de los sueños, un hombre especial que conservaba su encanto a pesar de los años.

Mientras le miraba recordaba el día que se conocieran, eran tan jóvenes, tan inexpertos, que a primera vista surgió esa pasión que quedaba clavada en el corazón para siempre. Cuatro años juntos divirtiéndose, riendo, descubriendo ese amor primerizo en el que los dos eran aprendices, esos besos robados cuando se escapaban a medianoche, esas miradas donde no existía nadie más en el mundo, los proyectos infantiles, las promesas, los juramentos, todos ellos dichos desde el fondo del alma, viviendo el uno para el otro sin importarles si existía alguien más en el universo.

La inmadurez fue la causa de la ruptura, un malentendido sin importancia, aunque en aquel momento era la caída de todo lo que valoraban, la pasión de ser joven, el dolor de una imprudencia, un enfado que creían imperdonable les hizo sucumbir en la ruptura.

Mirado ahora con los años fuera una estupidez que les causó un dolor que arrastraron a lo largo de una vida. Al principio el tiempo pasaba lentamente, luego se sobrellevaba y finalmente vives.

Ella no se podía quejar de su vida, casada con un hombre excelente, se amaron y crearon una hermosa familia, reconocía que de vez en cuando le venía a la mente aquel primer amor, ese que nunca se olvida, ese que marca tu existencia, aunque no quieras.

Él también encontrara la felicidad casándose con una mujer de la cual estaba enamorado, a veces pensaba si ella también tenía recuerdos de su primer amor como los tenía él, por momentos recordaba su cara, su olor, su risa.

La vida es así, te permitía continuar, descubrir nuevos amores, nuevas ilusiones, nuevos sueños, sin dejarte olvidar aquellos momentos descubiertos a lado de lo que se consideraba el amor para siempre, de la persona que creías que sería el compañero en todas las etapas, que jamás podrías amar a nadie más.

Y así fue con él comenzó y con él terminaba, existieron otras vidas por el medio, sin embargo, ahí estaba, le daba gracias al tiempo por haberles reencontrado, no dudaba que los dos habían cambiado, mas la esencia permanecía anidada en sus corazones esperando el momento para cerrar el círculo.

Comentarios

  1. Dios, qué bella historia de amor, cuánto sentimiento y emoción me invaden en una tan nítida narración de algo que pareciera ser tan mío, como lo será de tantos. Qué maravilla poder expresarlo y tener este escaparate donde das tanto, Mar. Un abrazo muy especial. 🌹

    ResponderEliminar
  2. Siempre es mejor no dejar capítulos inconclusos ni cabos sueltos.

    ResponderEliminar
  3. Boa tarde, obrigado por nos transmitir esse texto maravilhoso e com muita inspiração, parabéns.

    ResponderEliminar
  4. Que historia más bonita. Es verdad que la vida da mil vueltas y revueltas. Nunca sabes qué te espera...

    ResponderEliminar
  5. que historia más tierna, la verdad es que nunca sabes donde vas a encontrar lo que necesitas, y lo que quieres, el amor y el destino es lo que tienen

    ResponderEliminar
  6. Qué historia más bonita por favor. Si es que si ese primer amor no termina se les iba a quedar siempre ahí... Estaban destinados a estar unidos y han podido disfrutar de ello.
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Buenooo, si ya es difícil encontrar al amor de tu vida una primera vez, volver a reencontrarse al cabo de los años y terminar juntos es lo más. Qué cosas... hay gente muy suertuda...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    Sin duda esta es una de las historias más tiernas que he leído en los últimos tiempos, y ya no solo por el hecho de haberse reencontrado, sino porque ambos protagonistas han sabido vivir la vida con otras personas sin renunciar al amor, a pesar de que, y claro está, el amor con cada persona es diferente.
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  9. Que tierna historia y que bonita manera de honrar el amor. Reencontrarse con la persona amada y ver que con esa persona todo tiene sentido, es un regalo que debemos conservar.

    ResponderEliminar
  10. Suele pasar, creo que aunque te casas y vives feliz, siempre existe el recuerdo de aquel amor... el que tal vez nunca olvidas, pero también agradeces que se haya terminado para que pudieras vivir con tu actual pareja. Que linda historia, agradezco enormemente que la hayas compartido. Besos a la distancia para ti.

    ResponderEliminar
  11. Esta historia que nos presentas sucede pocas veces, pero a veces se da el caso. Porque hoy día no suelen retomarse antiguas historias y sobre todo suelen ser más superficiales,bss!

    ResponderEliminar
  12. Me parece una historia maravillosa, súper inspiradora y una manera muy determinante a la hora que les mostrar el amor, me ha parecido Que es tan real y vital

    ResponderEliminar
  13. Que bonito relato, aunque no sé si pase a menudo, debe ser raro conservar un amor por tantos años, hacer tu vida y al final retomar una antigua relación, parece muy fantasioso y al mismo tiempo romántico.

    ResponderEliminar
  14. Un precioso relato con todos los matices que te conectan y transportan. Me gusto mucho y emociona por su calidez y su romanticismo.

    ResponderEliminar
  15. Yo soy muy sentimental y estas historias siempre me conmueven, y me recuerdan a esas hermosas personas que encuentras en tu camino y que son parte de una historia de vida!
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.