Tres maravillosos años

La cara oculta de Luna

 

La cara oculta de Luna

A lo largo de la historia la mayoría de los cuentos incluían a una malvada que solía hacerle la vida imposible a la protagonista, varios directores de cine adaptaron estos cuentos a la pantalla para ponerle cara y voz a todas las artimañas que inventaban estas brujas. La realidad no es tan distinta de la ficción, a veces hasta la supera, en este caso la cara oculta de Luna superaría sin duda a todas aquellas maldades creadas para los cuentos.

Luna era menuda con pecas que le hacían tener un rostro de esos que gustan y que parecen ángeles. Una mujer cargada de títulos, con una capacidad asombrosa para destacar en todo lo que se propusiese. Esas personas con un coeficiente intelectual superior al medio, sin llegar a ser una superdotada si disponía de habilidad para planear tramas, aprender de su entorno e idear maldades.

A primera vista y durante un tiempo caía bien, gustaba estar con ella, siempre tenía una conversación amena y distendida, hasta que se la empezaba a conocer mejor, era ahí cuando descubrías aquella cara oculta que tras mirarla más profundamente se descubría la arpía que llevaba dentro.

Luna conoció a Mateo, en un principio él no vio nada en ella que le llevase a pensar todo lo que vendría después. Hábilmente fue creando una historia alrededor de ellos dos, dejando caer alguna que otra frase comprometida entre sus amigos, sus compañeros de trabajo, su propósito era hacerle el mayor daño posible por no haber conseguido tener algo con él, simplemente con pensar que amaba a su esposa y que ni tan siquiera la miraba a ella como mujer a pesar de haberse insinuado e incluso intentó llevar la iniciativa de un primer roce, sin conseguir nada, por ello se sentía humillada y eso no lo iba a consentir, la telaraña que iba formando cada vez se hacía más extensa, algunos consideraban que al fin y al cabo tenía suerte que una mujer así se fijase en él, y otros que lo que estaba haciendo no era de hombres.

La intención de Luna era que todas aquellas mentiras, tramas, bulos, embustes llegasen a oídos de aquella mujer que lo tenía retenido, una vez que lo dejase, ella también dejaría de interesarle, porque habría ganado que era lo único que le interesaba, disfrutaba con el sufrimiento cuando no conseguía sus objetivos.

En ocasiones las casualidades existen, y cuando la mujer de Mateo se enteró del romance de su marido con una compañera, quiso conocerla, saber a qué se enfrentaba, después pondría las cosas en su lugar con su marido.

No hizo falta ni que hablase con ella, cuando la vio salir por la puerta del trabajo la reconoció al momento, Luna, la terrible Luna, la mentirosa, la insensible, la metomentodo, la hipócrita, la que le había hecho la vida imposible a medio instituto, aquella que todos repudiaban porque debajo de la cara de ángel llevaba incrustados los cuernos del demonio.

Se dio la vuelta para su casa y apoyaría a Mateo, seguro que lo estaba pasando mal, no consentiría que continuase destrozando nada, le daría donde más le dolía, hacer caso omiso de sus embustes.

Qué triste le parecía que una persona con esa capacidad, con esa inteligencia solo la usase para el mal, cuando podría hacer tanto bien al mundo y a las personas que la rodeaban.


La cara oculta de Luna


Comentarios

  1. Muito bonito o teu texto!
    Existe muitas Lunas, que apenas olham para o seu ego, esquecendo todo o mal que causam à sua volta.
    Inteligente e digna foi a mulher de Mateo!
    Amar, exige cumplicidade e partilha! Sempre!
    Gostei muito de te ler.

    Un buen fin de semana para ti.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Por eso siempre es recomendable escuchar las dos versiones en las jodiendas del amor.

    ResponderEliminar
  3. Super relato como a los que nos tienes acostumbrados, Mar. Vaya que las hay! Y es verdad que la verdad, la realidad, supera a todas esas que han creado para novelas y cuentos.

    Aparte... Me encantan tus ilustraciones. Son muy originales. Un abrazo y beso querida Mar!

    ResponderEliminar
  4. Un relato que no tiene nada de ficción ya que esas personas existen y realmente son muy peligrosas, sea donde sea que hayan puesto su "objetivo"...mejor no cruzarse con ninguna de ellas. Un abrazo grande y bonita semana!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Bueno, a saber la de Lunas que hay por el mundo, es más, yo creo que si me pongo a pensar creo que me salen al menos un par.
    No entiendo como pueda existir gente que crea que todo vale para conseguir su fin, aunque sea solo para demostrar o demostrarse que están por encima de los demás, cuando en realidad, en su mundo de mentiras, viven en un oscuro pozo.
    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Hola... por ahí dicen que no todo lo que brilla es oro así que luna como mucha gente tienen dos caras y las usan a su acomodo. Por lo menos la esposa sensata ni se tomó la molestia de indignarse y eso es lo que hay que hacer con ese tipo de personas así se cansan y se van a molestar a otra parte. Enhorabuena 🤗 saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Tengo que decir que adoro a las malas de las películas. Pero no a las de la vida real... Esa personalidad que describes en Luna, por desgracia es bastante frecuente de encontrar en la vida cotidiana (yo conozco a un par o más de ellas). Y lo mejor que puedes hacer es ignorar todos sus tejemanejes...

    ResponderEliminar
  8. Hola! Me ha gustado mucho tu relato ya que muestra un tipo de persona que por desgracia existe en la realidad y que solo piensan en si mismas y en conseguir todo lo que quieren y no les importa hacer el mal, ni mentir a los demás. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Hay muchas Lunas sueltas por ahí, que quieren quedar por encima de todo, ser el centro de atención y lastimar a los demás si no pasan por el aro...Hay que tenerlas bien lejos,bss!

    ResponderEliminar
  10. Creo que todis hemos conocido a una persona con la personalidad de Luna, y como dices al final es una pena que haya personas que le pongan tanta energía a causar daño a los demás.

    ResponderEliminar
  11. Creo que la vida esta más llena de Lunas de lo que nos gustaría. Una tiende a pensar que la gente es buena por naturaleza... pero la realidad y por no decir la experiencia es otro. Muy triste que existan personas disfrutando del dolo ajeno. Saludos

    ResponderEliminar
  12. Hace no mucho conocí a una de esas Lunas. Esya no era demasiado inteligente y menos mal, porque si hubiera sido más lista... qué miedo. Al principio me engañó pero estos seres siempre terminan por enseñar la patita y me aparté de ella para siempre. Cuanto más lejos de Luna, mejor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Tengo dos puntos de vista.
    1º ¿Cuál es la historia de Luna, que le ha sucedido en la vida para que llegue a ser así?.
    Es que típico que siempre ponen a la bruja mala, como la única mala porque si. Pero no se explica su situación y sus dolores.
    2º En la vida real conozco tantas mujeres así, rompe hogares, porque habiendo tantos hombre siempre se fijan en aquellos que tiene familia
    Y no se conforman solo con una noche de placer, sino que quieren ser las nuevas esposas.

    ResponderEliminar
  14. Con esta reflexión veo el mundo desde dos mirada, los buenos y los malos, personas que sin piedad les gustan hacerle daño a los demás.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante para mí. Este blog siempre devuelve todos los comentarios. 😘💖

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.