Un cuatro de noviembre

 

Un cuatro de noviembre

En soledad intentaba recordar el pasado, lo ocurrido en un tiempo, en el que fuera poderoso, alabado por muchos y odiado por otros tantos.

Arrodillado arrastró sus manos por el suelo en busca de algo que, le permitiese sacarlo de aquella incertidumbre.

Avanzaba tocando piedra, en algunos casos muy lisa y en otros parecía algo más rugosa, restos de arena le rozaban los dedos, e incluso algo vivo lo tocaba que huía en busca de cobijo.

Después de gatear toda aquella estancia, se levantó para acercarse hasta una de las paredes, apoyó las manos y fue tocando de abajo a arriba intentando buscar, no sabía lo que.

Apoyó su espalda contra la fría piedra, a lo lejos le llegaban ondas de golpes y un leve murmullo de un idioma que no conocía. Llevaba años, o ese creía, en un silencio sepulcral, y aquello en vez de alegrarle, le producía miedo, le asustaba pensar que ya no estaría solo, que algo se acercaba, a cada minuto notaba con más nitidez, lo cercan que estaban de su persona.

El desconocimiento le impedía moverse, observó como una de las piedras más grandes se movía y dejaba pasar la luz, iluminando parte de la estancia.

Sus ojos tardaron en acostumbrarse, cuando logró echar un vistazo, reflexionó en lo grande que era aquel lugar, apenas recordaba como se había diseñado, sin embargo, podía leer todo lo que estaba escrito en las paredes, allí estaba su nombre, allí estaba su historia, allí estaba su figura.

Aquellos que entraron, se asombraron del portento oculto durante años en aquella pirámide, que se consideraba una de las maravillas del mundo.

La tumba más popular y más buscada, un tesoro que llevaba miles de años escondido, sagrado, impoluto.

El hombre poderoso, miraba a sus semejantes que, a pesar de ser personas, eran distintos. Notaba en sus caras la felicidad del descubrimiento, el ser los primeros en encontrar parte de la historia, entrar en una estructura que jamás se volvería a crear, que había permanecido durante siglos intacta.

El faraón tuvo la oportunidad de ver el progreso a través de una nueva luz, aunque solo fuera por unos instantes.

Un cuatro de noviembre



Comentarios

  1. Que bela história amei ler.

    Tenha boa sexta-feira.
    Um abraço

    ResponderEliminar
  2. Pobre Faraón, descubierto por el supuesto mundo civilizado. Que no le pase nada.

    ResponderEliminar
  3. Vaya qué evocadora historia, qué momento mágico has retratado en palabras. Me encantó. Lo imagino en mi cabeza y me gusta aún más. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me gustan las historias que escribes, dan que pensar. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Que historia mágica me gusta mucho! Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Que bella y magica historia!!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Me gusto el final tu no lo esperas. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué bonito, cuánta magia has recreado! Me impresiona todo lo que puedes crear con esa imaginación tan tuya.
    Abrazos!!!.

    ResponderEliminar
  9. interesting and magical story with wonderful words... love it.

    ResponderEliminar
  10. Gosto das historias que você escreve,
    Tenha um bom fim de semana.

    Beijos e boa noite

    ResponderEliminar
  11. Estupendo relato, Mar! No me esperaba el final. Fabuloso y mágico. Siempre me ha fascinado Egipto y sus Pirámides. Felicidades. Un abrazo.

    ResponderEliminar

  12. Quien deja de soñar no tiene esperanzas,
    quien no tiene esperanzas no puede forjar el futuro,
    quien no forja su futuro no disfruta la vida
    y quien no disfruta la vida, no conoce el amor
    por ello aquel que no conoce el amor, no puede soñar.

    ResponderEliminar
  13. Hola.
    Un relato muy bonito. Juro que pensaba que sería otra cosa, un asesino o algo, por todo el misterio pero me ha gustado.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  14. Passando para desejar um feliz domingo.

    Te mando um abraço.

    ResponderEliminar
  15. Uma boa história, gosto!
    Tenha uma boa semana!

    Um abraço

    ResponderEliminar
  16. Un instante antes de que el aire del desierto se lo llevara.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola!
    Me gusta la trama, me parece de lo más original. Con un final sorprendente!
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Puede haber entrado en su propio corazón :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante para mí. Este blog siempre devuelve todos los comentarios. 😘💖
Gracias a Pixabay por las imágenes

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.

MIS LIBROS