Última entrada publicada

Las puertas

  Las puertas Demasiadas veces lloraba cuando cruzaba la entrada que la llevaba hasta la más oscura de las penumbras, horas y horas con la tristeza aflorando sin saber cuál era el temor de cruzar el patio de los recuerdos, aquel espacio donde las almas se reunían para recordarle que ya no estaba viva, que el tiempo regalado había terminado, que simplemente quedaba lo que habías sido, hecho o vivido. No sentía que perteneciese a ese espacio, a ese tiempo, se habían equivocado, no podía ser que le arrebatasen su vida, le quedaban demasiadas cosas por hacer, por decir, por soñar, sin embargo, allí estaba entre aquellos sin expresión, sin pasión, sin sueños, sin ilusión. Recorrió con pasos apurados aquel tramo en busca del culpable de su situación, no renunciaría a su deseo de volver a vivir porque alguien más poderoso lo hubiese decidido, le tendría que dar una explicación y sin duda que la pediría. Aquel trecho nunca se terminaba, caminaba mirando a los de su alrededor sin que nadi

El Mar

El mar

El Mar


Siento la brisa del mar como si fuese una caricia, siento como el viento se acerca a darme la mano mientras agita mi pelo junto al rugido de las olas que vienen y van según su fuerza.
Siento como el aire me transmite paz al mismo tiempo que me hace sentir libre frente a esa tempestad de pensamientos que ronda mi cabeza.
Siento paz cuando miro al horizonte y observo como los pájaros vuelan con libertad.
Siento una gran tranquilidad cuando pienso que somos muy pequeños ante tanta grandeza, que somos indefensos seres frente a la inmensidad del universo.
Todo esto lo pienso y lo siento mirando al mar.

Comentarios