El fugitivo inocente

El fugitivo inocente

El fugitivo inocente


Se encontraba solo en aquella habitación, su única compañía era una silla, una cama, una mesa pequeña y una lámpara. Llevaba dos días mirando aquellos muebles y dándole vueltas a la imagen de aquella mujer tirada en aquel suelo frío, con la lluvia, cayendo sobre su cuerpo inerte, que arrastraba toda aquella sangre que salía de su cuerpo, que junto con el agua parecía demasiada, para un cuerpo tan pequeño.

Lo había visto todo, había visto como aquel coche se abalanzaba sobre la mujer sin darle tiempo a reaccionar, había visto como el coche no paraba y seguía su camino, como si no hubiese pasado nada.
Intentó ayudarla, era tarde, ya no podía hacer nada por ella, abandonó aquel pequeño cuerpo e hizo una llamada anónima para informar de lo que había pasado.

Le hubiese gustado quedarse al lado de aquella mujer, hasta que llegase ayuda, pero no podía, él era un prófugo de la ley, estaba en busca y captura por haberse fugado de aquella cárcel, donde consideraba que no debía estar, que era una injusticia.

Dos años atrás, habían robado con violencia en la casa de un vecino, alguien lo había señalado como el autor, y él, sabía que no había sido, no tenía nada, ni casa, ni trabajo, ni familia, pero no era un ladrón, nunca lo había sido, estaba orgulloso de lo que le había enseñado su madre, a ser una persona honesta, que no hacía falta tener demasiado para poder vivir con dignidad.

Esas palabras las llevaba escritas y nunca se le olvidaban. No quería estar en aquella cárcel, no quería ser un preso inocente.

Desde la ventana, vio como llegaban las autoridades, los bomberos, la ambulancia. Tras confirmar la muerte de aquella mujer, esperaron a que llegará el juez, para levantar el cadáver, durante ese tiempo, la familia, llegó al lugar y escuchó sus gritos de dolor, aquellos lloros, aquella tristeza.

Los datos que había dado de forma anónima, hicieron que pronto encontrasen al culpable, ese sí que tenía que estar en la cárcel.

Rezó, por aquella mujer, por su familia y por él mismo, quería seguir siendo libre, y lo sería durante todo el tiempo que pudiese.



Comentarios

  1. Lo correcto o lo incorrecto? La pregunta retorica mas antigua de la humanidad. La libertad es en este caso una gran carcel, una utopia que jamas lograra el profugo. Puede alejarse del problema pero siempre estara preso en su conciencia. Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, pues que dilema el del hombre! quedarse y correr el riesgo de perder la libertad o hacer lo que hizo... la verdad es que entiendo su eleccion! seria una crueldad del destino que un inocente estuviera en la carcel y el que atropello a la mujer siguiera fuera! es una especie de nemesis lo que ocurre en la historia! besos

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Holii!!
    Todo humano en esta vida, se enfrentará al menos una vez con este tipo de decisiones. El deber moral o salvar el pellejo. Pues lo mismo le pasa al protagonista de la historia, el deber moral de quedarse acompañando a la mujer o la libertad.
    ¡¡Bssos!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Sin duda la vida nos pone en unas tesituras un tanto complicada, y aunque imagino que si me pasase algo similar, vamos, si me pongo en la piel del protagonista, ese suceso me dejaría huella de por vida. Pero bueno, es que creo que hizo lo correcto. Seguramente no podía hacer nada de nada por la mujer, y quedarse no solo le supondría volver a la cárcel, sino que lo comprometería, porque ¿quién se cree a un prófugo de la justicia?
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Hola
    Si es que la vida a veces te pone en situaciones que bien parecen una película americana. Siempre te digo igual... nos dejas con ganas de más! Estaré pendiente a tu próximo relato.
    Muchos besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.