La última pastilla de jabón

  La última pastilla de jabón Se desnudaba y observaba el jabonero, ya quedaba muy poco jabón, seguramente no le llegaría para completar una ducha. Abrió el agua caliente y la reguló hasta conseguir la temperatura ideal. Entró y cerró las puertas correderas, se metió bajo el agua y dejó que se deslizase por su cabeza y por su piel. Abrió los ojos para volver a mirar el jabón, le echó la mano y notó como se deshacía.  Mientras se enjabonaba intentando que le llegase para todo el cuerpo, pensaba que era hora de acabar con todo aquel dolor, habían sido días terribles, horas eternas, lágrimas encadenadas al tiempo que el corazón se encogía de dolor. Junto con el agua se deshacía el último regalo que su amado le había traído del viaje que lo cambió todo. Cuando la recibió creyó que era otro tipo de regalo, pues venía en una caja cuadrada con un lazo y bonito papel. Su olor a lavanda le recordaba las noches al lado del amor de su vida, a su mente le llegaron sensaciones de las caricias,

La 4ª guerra mundial


La 4ª guerra mundial


Los mares ocupaban la mayor parte de la zona terrestre, no tenían vida, sus aguas contaminadas por la radiación se habían convertido en mortales para todo aquel ser vivo que se acercase a ellas. Las zonas que quedaban sin cubrir por el agua, estaban desiertas, la temperatura de día era de 60ºC y por la noche de -45ºC.

Los únicos supervivientes, eran algunos roedores y lo que en algún momento de la historia se habían considerado humanos. Ahora eran depredadores ocultos bajo tierra, cavando túneles igual que los roedores, luchando contra estos por el espacio, se comían los unos a los otros y habían conseguido sobrevivir apenas sin agua potable.

Aquellos seres, caminaban agachados, utilizando las manos para poder moverse bajo tierra, en huecos, que no tenían más de 60 cm de alto, eran seres sin visión, sin habla, habían mutado hasta el punto de haber perdido toda la humanidad.
La superficie de la tierra, estaba desierta, sin vegetación, con algunas construcciones hundidas en el suelo y otras ya se habían desintegrado. 

Tras la tercera guerra mundial, el mundo tal y como lo habíamos conocido, ya no existía y se generó, la 4ª guerra mundial, la lucha de los depredadores por la subsistencia, seres sin empatía, sin nada que perder, solo sobrevivir.

Se despertó en su cama, sudoroso, con palpitaciones, aterrorizado por aquel sueño vivido de forma tan real, tuvo que levantarse y mirar por la ventana, comprobar que todo seguía en su lugar, que simplemente había sido una fantasía. Se había visto, en aquellos túneles, deforme, sin sentimientos, sin humanidad, alimentándose de otros de su especie, experimentando como las otras especies sobrevivientes intentaban comerse los unos a los otros.

A partir de ese momento, decidió dedicar su vida a que nada de aquel sueño se cumpliese, viajó por todo el mundo llevando su palabra, intentando concienciar a todo aquel que quisiese escucharle, pensaba que solo el ser humano tenía el poder de cuidar los unos de los otros, el poder de cuidar del planeta, que una vez perdida la humanidad ya no quedaría nada por lo que luchar.

Fue tachado de loco, de visionario, de iluminado por algunos, sin embargo, una mayoría, escuchaban con atención para unirse a la profecía de aquel hombre que hablaba con tanto miedo y tanta pasión, los científicos, creían que lo que contaba podía ser una realidad, apoyaron aquellas palabras con acciones, sin perder de vista, las actitudes en los cambios que se proponían y se posicionaron para vigilar y controlar que nadie quisiese acabar con el mundo, lucharían por conservar la humanidad, sabían que la unión hacía la fuerza y la fuerza unida sería imbatible.






Comentarios

  1. Que triste sería. Me gustó el relato. Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    La verdad es que no se disipa mucho de lo que creo que nos depara el futuro, bueno, a mí espero que no, sino a la humanidad, porque sin duda, de seguir como ahora, estamos destinado a lo que nos cuentas en el relato e incluso a la más absoluta extinción. Aunque no sé que sería peor si eso o vivir como los habitantes después de esa 4ª guerra mundial.
    Puede que sea un sueño el que tiene el protagonista, pero ya se sabe, los sueños muchas veces se hacen realidad.
    Besotes

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante para mí. Este blog siempre devuelve todos los comentarios. 😘💖

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.