The Unseen (Invisible)


Desde la estación espacial se transmitió a la tierra una noticia preocupante, habían visto que en todos los continentes se formaban X que ocupaban la extensión de 5 campos de fútbol, enviaron fotografías y en ellas no se veía nada, sin embargo, desde el espacio se podían divisar fácilmente.

Varios científicos, personas de estado, especialistas de la administración nacional de la aeronáutica y del espacio, así como de la agencia federal de cada continente, se acercaron hasta las coordenadas que la estación espacial había registrado. Una vez allí, no percibían nada, todo seguía exactamente igual que en las fotografías enviadas.

La vigilancia desde la estación espacial fue extrema, estaban pendientes día y noche. Una noche a 100 km de El Bósforo, la X, se iluminó, comenzando a formar distintas figuras,  para terminar siendo una línea perfecta que resultaba impactante, aquellas luces se movían al mismo ritmo, todo el terreno que iba quedando tras esas luces se moría, podían percibir como no quedaba nada, la tierra se volvía negra, carbonizada, arrasaban con todo en muy poco tiempo, la alarma fue inminente, el ejército se movilizó hasta la zona sin poder observar que causaba aquella devastación, solo podían contemplar como la tierra se transformaba en desierto, negra, desolada, todo desaparecía sin poder percibir que lo causaba.

Más de 1000 kilómetros de terreno, ciudades, pueblos fueron arrasados en menos de dos minutos, al llegar al mar negro esa serie de figuras invisibles se quedaron inmóviles, algo las había paralizado, desde el espacio iban guiando al ejército y todos se pararon al mismo tiempo, al llegar al mar.

Desde la estación espacial comprobaron como las luces y el ejército estaban inmovilizados delante del mar, sin embargo, aquellos soldados no podían ver la amenaza. A los pocos minutos observaron como las otras X, en distintas partes del mundo; en la estación contabilizaron 1.111; encendían sus luces, preparándose para la devastación.

Un científico de la estación espacial, les propuso a todas las naciones enviar sus aviones cargados con agua salada, y rociar en las coordenadas que ellos marcaban, era una aventura, sin embargo, habían visto lo que esas luces hacían y debían intentarlo.

Todas las naciones se pusieron en marcha, denominando aquella operación como "The Unseen", salieron de todas las bases aviones cargados con agua y comenzaron a rociar primero en Europa, donde se habían detenido, los cielos se cubrieron de aviones de todas las banderas.

El agua comenzó a caer sobre aquellas luces invisibles, los aviones volaban orientados por el espacio, por aquellos hombres y mujeres que podían ver lo que pasaba, kilómetros de luces paradas ante el mar comenzaron a recibir litros y litros de agua, sus luces comenzaron a apagarse, para finalmente desaparecer, todo fue un éxito, y así lo hicieron con el resto de la amenaza, la cual ya estaba preparada para la destrucción total.

Por primera vez en la historia se escribiría en los libros, que el mundo unido jamás se sometería sin luchar, ante la subsistencia, lo primordial era la unión, sin importar, la lengua, la ideología, la política, o la raza.



Comentarios

  1. Bonito relato. Totalmente de acuerdo en qu lo primordial es la unión, siempre se ha dicho que hace la fuerza. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Me agrada que te haya gustado 😘

    ResponderEliminar
  3. Gracias por pasar al blog!
    Te leo.


    Dark

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

Lo mas leído en el último mes

Mi libro "Te estaré esperando"

La gata salvaje

El cementerio de las almas buenas

Volar

12 metros