Paz en las olas

Paz en las olas


Las olas rompían contra las rocas, formando una espuma blanca, que poco a poco iba desapareciendo engullida por la retirada del mar para formar la próxima ola que rompería en el malecón. Ella estaba allí, con la mirada perdida buscando un propósito para su vida o su muerte.

Él, no la quería, se lo había dicho sin titubear, la había mirado a los ojos, pronunciando aquellas palabras sin ningún tipo de sentimiento, no podía creer que después de tantos años juntos, pudiese pronunciar aquellas palabras como si pidiese un vaso de agua.

Ella, con su vida dedicada a ese hombre, pensaba en todos esos años perdidos, se arrepentía de haber dejado de lado todas sus ilusiones, para satisfacer las ilusiones de otro. Se imaginaba volver el tiempo atrás, para cambiar su paso por esa mentira. Le hubiera gustado hacer tantas cosas, tenía tantos proyectos cuando era joven, pero, apareció él, y ya su vida fue la suya, dedicación que ese momento no estaba siendo valorada.

Lo miró, no dijo nada, simplemente cruzó su mirada con la de él y abandonó aquella casa, en ese momento no la consideraba su hogar, se sentía como una extraña en un lugar creado solo para el disfrute de aquel hombre, que le estaba diciendo que ya no la amaba.

Desde el momento que se conocieron, su corazón se había prendado, se enamoró de tal forma que había dejado de lado todo su ser, ahora comprendía, el error, descubrió de la peor forma, que se podía estar enamorado, disfrutar del amor, y al mismo tiempo tener ilusiones, proyectos, vida propia. Se daba cuenta que no merecía la pena compartir el amor con alguien que no te valoraba y no te dejaba espacio.

Caminó sin rumbo, hasta llegar al mar, se sentó en una roca, sabía que pronto llegaría la gran ola, una ola que la llevaría al más profundo del océano, donde reinaría la paz que tanto buscaba. Necesitaba descansar su mente, su alma, su corazón, su paso por la vida desde el momento que le había conocido. Quería ser ella misma, realizar sus propias aventuras y formar su propia historia.

Sus ojos rojos de tanto llorar miraron al horizonte, y descubrieron que el mar no la necesitaba, que el mar ya era fuerte por si solo, y que ella también podía ser ese mar, fuerte, libre, impetuoso, atrevido, se levantó y caminó hacía la vida, estaba dispuesta a buscar su propia ola.

Paz en las olas


Comentarios

  1. Así es la vida Desgraciadamente uno ama Pero tiene que tener cuenta que no necesariamente amarán con la misma intensidad a uno hay que valorarse para que valoren a uno.

    ResponderEliminar
  2. Muchos se sentirán identificados con esta historia porque así mismo les pasa a muchos, se dedican a una persona (lo cual no es malo) pero luego resulta que no te querían en lo absoluto. La gente que quiere y respeta no se deshace de ti facilmente. Buena lección de querer a quien se lo merece :) gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestros comentarios. Me agrada que os haya gustado.

    ResponderEliminar
  4. Hola! La historia es muy buena, creo que todos hemos pasado por situaciones similares, y es doloroso, tu escrito es tan bonito y sublime como plasma cada detalle, sentimientos que sin duda alguna no lo vivimos así. Lo sufrimos y por eso lo importante es cultivar ese amor propio y a mí yo del pasado le deria la vida es así, pero estaremos bien. ¡Me encanta, cada relató!

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa, pues me ha gustado mucho tu escrito! la verdad es que ella nunca deberia haberlo dejado todo por el, pero una vez comprendido el error creo que en sus proximas relaciones no lo cometera, sera mas fuerte e independiente, al final de todo se aprende, incluso de los relatos! besos

    ResponderEliminar
  6. No haces más que sorprenderme con los finales que le das a tus historias, ya pensaba que se iba a adentrar en el mar para no volver. En situaciones así lo mejor es dar puerta y pensar en una misma, cambiar lo que hace daño, pero todo tiene solución, bss!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.