Susurro

 

Susurro

Susurro

Sentada bajo un árbol con los pensamientos confusos miraba las ramas, todas ellas cargadas con sus hojas verdes y pensaba que cada una reflejaba cada mes pasado al lado de su amor, tantos días, semanas y meses que se fueron convirtiendo en años junto al que amaba con cada fibra de su piel. Recordaba cada instante, palabra, beso y cada caricia. Al igual que algunas hojas del árbol que se caían, su amor también había desaparecido, todos aquellos años de felicidad en los que nunca pensara que se podía acabar; porque cuando uno es tan feliz su mente no piensa en lo terrible de perder el amor, cree que todo seguirá su rumbo año tras año. Pasar de la felicidad a la tristeza en poco tiempo no se podía asimilar sin dolor, sin pena. En esos momentos sentía hasta odio sabiendo que estaba abrazando a otra, que quería a otra, que bailaba con otra, no podía evitar sentir ese sentimiento ruin por esa mujer que ni conocía, por el momento no podía odiarlo a él, no podía culparlo, no podía evitar sentir que todavía le quería, estaba tan segura de quererlo a su lado que le hubiese perdonado.

Cerró los ojos buscando un alivio para esos pensamientos que lo único que le producían era tristeza, angustia, aflicción, no quería odiar porque le dolía el alma, el corazón. En su interior sabía que él era el culpable de haberse enamorado de otra, de haberla engañado, de crearle una ilusión, una vida ficticia

El árbol movía sus ramas al compás del viento, parecía susurrarle palabras de aliento, se sentía acaricida por la brisa, tocada por cada hoja que caía, arropada por su grueso tronco, respiró profundamente dándole las gracias por entenderla, por hacerle ver que era una mujer fuerte, que si una vez se había enamorado, podría volver a enamorarse, volver a sentir, a reír, a llorar de alegría, no quería odiar, ni sentirse vencida, se levantó abrazando a su aliado, dispuesta a continuar una nueva etapa, segura de que le llevaría tiempo, que lloraría, que su tristeza sería visible por momentos, pero no odiaría, ni perdonaría a aquel que un día le juro amor para siempre. Desde lo lejos se volvió para recordarle al árbol que regresaría sana de mente y alma, que nunca olvidaría su ayuda.

Así era la mente intentaba ver lo positivo con pequeñas cosas que le ofrecía la vida, sin palabras, sin abrazos solo con el susurro del aire, el murmullo de las hojas caídas, el abrazo de la naturaleza.   


Comentarios

  1. Momentos complicados, en los que primero parece que le odia, luego que le sigue queriendo, que no tuvo la culpa, que en realidad sí...Difícil dar carpetazo cuando se han compartido muchos años pero sabia decisión aprender a sentirse mejor consigo misma,bss!

    ResponderEliminar
  2. Boa tarde minha querida amiga, passando para lhe dar um agrande abraço e desejar um Feliz Ano Novo com muita saúde.

    ResponderEliminar
  3. Hola! Como siempre, me encantan tus relatos por tu forma de escribir y los finales. Me encanta y coincido con vos en lo que mencionas al final cuando decís que hay que ver el lado positivo con pequeñas cosas de la vida.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta las emociones que transmite, las sensaciones que te acercan a quien las vive. Es de agradecer que a través de estos fragmentos nos permitas conectar y desear descubrir más.

    ResponderEliminar
  5. Muchas veces nos olvidamos de disfrutar esos pequeños momentos de felicidad que la vida nos regala, nada dura para siempre. Solo quedan en nuestra memoria como valiosos tesoros.
    Me encantan tus relatos.

    Que recibas un feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
  6. En ese tipo de situaciones puede haber sentimientos encontrados, como le ocurre a la protagonista, porque son muy difíciles de asimilar. Lo que está claro es que nada es para siempre. Aprendizajes que nos deja la vida. Y que la naturaleza ayuda muchísimo. Sana. Deberíamos unirnos más a ella y volver al origen.
    EN cuanto al relato, siempre resulta sorpresivo. Le das unos giros alucinantes. ¡Bien hecho!

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    una situación bastante triste de la que se puede salir. Me gusta el toque de optimismo del final, en el que la protagonista se da cuenta de que, aunque ahora mismo duela, va a ser capaz de seguir adelante.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    Ai el amor, y esos vientos que hacen pueden llegar a ser una brisa embriagadora o un auténtico huracán.
    Cierto es que es difícil digerir que la persona amada ame a otra persona, y obvio que eso puede causarnos un gran dolor. Pero sin duda me quedo con el mensaje de que, no tenemos que aferrarnos a imposibles, porque el camino está lleno de un sinfín de cosas por vivir, como por ejemplo, volver a encontrar el amor.
    Como siempre, un gustazo leer tus relatos.
    Besotes

    ResponderEliminar
  9. El amor a veces puede ser la paz que calme todo en nuestra vida, pero muchas veces el caos que nos hace vivir bajo una tormenta donde se nos hace difícil ver la salida.

    ResponderEliminar
  10. Historia pequeña, pero intensa... Estas reflexiones que nos dejan sabor dulce, son las que mas disfruto. Siempre te he dicho que eres muy profunda en tus relatos y reseñas, por eso me encanta tu blog. Besos y abrazos a la distancia.

    ResponderEliminar
  11. Creo que el ser humano está en constante aprendizaje, y nada es para siempre como dice la reseña, están importante aprender diferenciar lo que es real lo que no, me encanta leerte un saludo y feliz noche de Reyes

    ResponderEliminar
  12. Qué bonito y evocador, aunque un tanto trite. Yo echo mucho de menos el perderme por la naturaleza precisamente eso, a escuchar nada más que el susurro de los árboles. Es renovador.

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa, pues me ha gustado mucho tu relato, hacia dias que no te leia y me he sentido fascinada de nuevo por como escribes y por como pasas a palabras algunos sentimientos! en este caso he sentido ese vinculo con la naturaleza! besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.