El sueño de esta noche

  El sueño de esta noche

Celos

 



Celos

—¿Qué estás haciendo?

—Nada, te sonó el móvil y miré por si era importante ¿a propósito? ¿Quién te envía una carita sonriente?

—Es del grupo de trabajo, la carita no será solo para mí, ¿no crees? en ese grupo hay más gente

—Pues, no me gusta que te envíen nada y menos ese tal Ramón.

—¿Perdona?, ¿lo dices en serio?

—Te lo digo, porque tú eres muy confiada y seguro que algo quiere. ¿Desde cuándo un hombre envía algo a una mujer con pareja? ¿no te das cuenta? se está insinuando

—No me lo puedo creer. ¿En serio?, no esperaba esta reacción tuya.

—Ahora vivimos juntos, creo que tengo derecho a protegerte, a cuidar de ti, que nadie se te acerque.

—Pues si vas a hacerlo de esa forma, prefiero que no lo hagas. Me dejas muerta.

—¡Escucha!, no te enfades, solo lo hago por tu bien, así estaremos mejor los dos, hay gente por ahí que solo busca aprovecharse de mujeres como tú.

—¿Mujeres como yo? ¿mujeres como yo? ¿Qué tengo yo?

—Eres muy crédula, y no me gusta que otros te manden caritas sonrientes, ni mensajes, ni que te hablen.

—¡Dios mío!, ahora veo claro muchas cosas, que ciega estuve, que tonta fui, no me lo puedo creer.

—¡Cariño! Tú sabes que yo te quiero, ahora estamos juntos haciendo una vida, tu dedicación tiene que ser solo para mí y yo solo para ti. Solo quiero tu bien, tu felicidad, que estemos juntos sin otros que nos molesten.

—Yo también te quiero ¿sabes?, pero estoy viendo que nos queremos de distinta forma, yo jamás te prohibiría algo, ni me inmiscuiría en tus amigos o compañeros de trabajo, jamás te obligaría a tener unas condiciones para seguir juntos, jamás coartaría tu espacio, creo que eso es amar, no lo que tú me propones, no puedes curiosear en mis cosas, porque, aunque vivamos juntos cada uno tiene su intimidad y si no eras capaz de comprender eso, es que no me quieres.

—¿Cómo puedes decir que no te quiero? … no me gusta que otros te miren, ni que tú mires a otros, eso es querer.

—No, estás equivocado y yo también me he equivocado contigo, he visto las señales y las dejé pasar, pero no voy a vivir condicionada y menos atrapada en una relación de celos, lo siento, pero vas a tener que pedir ayuda, y estaré a tu lado mientras tanto, pero no viviendo juntos, porque en esta relación sería yo la víctima y por nada del mundo quiero serlo, quiero amarte con libertad y confianza y que tú me correspondas de igual manera.

—No puedes dejarme, si me dejas me mataré, moriré por ti.

—¡Lo siento muchísimo!, pide ayuda por favor, y vamos viendo a lo largo del tiempo que sucede, lucha por ti, porque si eres capaz de cambiar esa mentalidad verás lo hermoso que es amar siendo libre, sin pensamientos maliciosos, sin celos.

La puerta se cerró tras ella, no se dio la vuelta, a pesar de escucharle gritar su nombre, sentía rabia por haber llegado hasta ahí sabiendo que los celos lo atormentaban, que en el fondo lo había visto venir y a pesar de ello continuó, sin embargo, todavía estaba a tiempo, no permitiría que la obligase a nada que ella no quisiese.


Comentarios

  1. Ella se libero. Ojalá muchas mujeres tuvieran valor de hacer eso.
    Muy buen relato.

    ResponderEliminar
  2. Muy muy bien Mar! En verdad ella lo supo hacer.
    Bien por este relato! Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Una conversación que existe tanto en las relaciones en estos días... pero tomó la decisión correcta. Amar es dar libertad y confianza. ¡Me gustó mucho el texto! Besos

    ResponderEliminar
  4. Los celos son destructivos. En una relación no tiene lugar la posesión. Cuando de querer a alguien, se pasa a querer poseer, se ha roto la magia. Las personas en esta situación necesitan fuerza y valentía para tomar la decisión adecuada. Buen texto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Ojalá más gente diera la vuelta sin mirar atrás ante una situación así. Los celos no son buenos ni sirven para nada porque si tú pareja te quiere engañar, lo va a hacer de una u otra forma.
    Amar sin confiar y sin que haya libertad ni dejar espacio no creo que sea amar.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Me ha resultado bastante agobiante el dialogo. Creo que cuando se ama de verdad, el espacio y la libertad de cada uno, es imprescindible. Nunca he sido celosa y al revés, tampoco me gusta que lo sean conmigo. En una relación de pareja, la libertad de uno comienza donde termina la del otro y así con todo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Sin duda, la mejor decisión de la prota es cerrar esa puerta tras ella, y salir sencillamente a vivir.
    Porque vivir bajo la sombra de un ser celoso y manipulador, no es vida.
    La pena es que hay muchas que o no lo ven o tienen miedo a cerrar esa puerta por lo que pueda pasar, porque solo es necesario abrir un poco los ojos y ver lo que pasa a nuestro alrededor (aunque sea a kms de donde estemos).
    Yo viví una relación tóxica, en la que me controlaba las 24 horas del día. Cierto es que no hubo ningún episodio de gritos o maltrato, porque siempre he sido de plantar la cara para defender mi vida, pero admito que tardé quizás demasiado a dar ese portazo y acabar con todo.
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Hola!!! Creo que este relato puede ayudar a mucha gente. La mejor decisión que tomó fue el portazo. Los celos denotan falta de confianza. Bueno y que te mire el móvil o te controle no tiene explicación alguna. Cuando me llaman o me mandan un mensaje muchas veces le digo a mi marido que lo mire. Pero nunca lo hace si yo no se lo digo primero. Yo hago lo mismo. Si no hay confianza, no hay nada.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Cuantas mujeres se encuentran atrapadas en una relación tóxica dominada por los celos y no pueden salir de ella por un mal entendido amor. Los celos no son sanos y aunque lo sabemos en teoría desde la literatura , el cine o la televisión se sigue idealizando. Me ha gustado mucho como has planteado la historia y su desenlace. Queda mucho por concienciar y este relato lo hace. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Un relato tan real... es el pan de cada día de muchas personas. Tanto hombres como mujeres porque obviamente hay de todo. La mejor decisión que ha podido tomar la prota es cortar por lo sano. NO hay que fomentarlo más... Saludos

    ResponderEliminar
  11. Por desgracia, sucede a diario, alguien de una pareja controla a la otra persona de forma que le coarta la libertad, mientras le impide disponer de un espacio personal para crecer.
    Me ha gustado ese relato porque he vivido esa situacion y me ha recordado esos malos tiempos donde alguien decia amarte controlando todo tu espacio.

    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  12. Me parece un texto el cual ppr desgracia, refleja el día a fía de muchas personas. Lo has reflejado a la perfección.

    ResponderEliminar
  13. Un tema muy actual y bien tratado. Con los ejemplos así se comprende mejor. U a pro lematica que se debe tratar con los jóvenes.
    Como siempre, tus posts son de 10.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado el relato, sin duda, un tema muy actual, los celos excesivos pueden ser muy peligrosos, no debemos dejar que nadie nos controle. Me ha gustado como lo has tratado, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  15. Es increíble como puede perder la gracia una relación por causa de los celos y más aún son enfermizos, al final tanto hombres como mujeres deben tener claro que lo vital es la confianza y el respeto y que las personas no somos propiedad de nadie.

    ResponderEliminar
  16. Muy intenso y refleja, por desgracia, una realidad que rodea a muchas mujeres. Hay hombres que creen que el amor es sinónimo de posesión y cuanto más acarada tenga a su mujer, más le va a querer pero eso no es cierto. Me gusta que la chica se haya dado cuenta y haya tomado la valiente decisión de alejarse, ojalá ese ejemplo sirva para otras chicas que se encuentren en una situación similar.

    ResponderEliminar
  17. Pensar que se sigue pensando así por parte de los hombres hacia las mujeres en un patriarcado terrible. Ninguno es dueño de nadie. Exelente artículo gracias por Compartir.

    ResponderEliminar
  18. Es bueno que, aunque tardara, reaccionara y se diera cuenta de que esos gestos en una relación no son sanos...Muchas no lo hacen y a veces resulta nefasto, porque una cosa es querer a alguien y otra controlarla,bss!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante para mí. Este blog siempre devuelve todos los comentarios. 😘💖

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.