Ullá, la mujer

 


Ullá

La mujer

Hace muchos años, en una remota aldea, una mujer se levantó de su colchón hecho de paja, se colocó en el centro del poblado y esperó a que los demás habitantes saliesen de sus chozas.

Aquel pueblo se había levantado al pie de una enorme montaña, rodeado de árboles, setos, matorrales y un gran río que discurría limpio y lleno de alimento.

No eran más de cincuenta adultos y unos veinte niños que no llegaban a los nueve años. Puesto que los que pasaban de esa edad, ya se consideraban suficientemente maduros para trabajar el campo, ir a pescar o a cazar.

Ullá daba vueltas sobre sí misma mirando a cada choza, los primeros en salir fueron los de la zona norte, que mostraron su asombró al verla allí de pie, se acercaron y esperaron, hasta que todos los vecinos estuvieron presentes.

Sin más preámbulos, hizo saber a todos que estaba cansada de hacer las labores de las mujeres, que quería salir a cazar y a pescar junto con los hombres, quería aprender para valerse por sí misma, quería decidir igual que lo hacían ellos.

Algunos sonrieron por lo bajo, las mujeres echaron las manos a la cabeza mirando al suelo, sin atreverse a decir nada y menos mostrar interés por la propuesta de la que ya consideraban una rebelde.

Varios de los hombres se acercaron y la empujaron, cayó al suelo y se levantó lo más rápido que pudo, y así varias veces, hasta que el patriarca, le entregó una lanza y un puñal.

Ese día irían a cazar, le estaba dando la oportunidad de acompañarlos, no hubo advertencias ni consejos, la enseñanza era salir cada día y volver con lo conseguido.

Agarró fuertemente las armas, recogió su larga melena bajo un trozo de cuero y comenzó a correr en la dirección del grupo.

Sentir la libertad ante sus ojos le producía una sensación, desconocida, descubrió en unos minutos que si luchabas por los sueños estos te respondían.

Esa tarde la sangre de Ullá quedó esparcida por la pradera donde los bisontes pacían, uno de ellos la invistió sin darle tiempo a levantar su lanza contra aquella mole de carne y pelo que corría como un leopardo.

Poco tiempo le duró aquel sueño, sin embargo, si fue crucial para hacer soñar al resto de mujeres, incluso aquel poblado acabó llevando su nombre.  Ullá marcó un precedente y cada vez que una mujer salía de caza era acompañada por una sombra que le marcaba el camino, la guiaba en su propósito para que llegase sana y salva e incluso fuese vitoreada por aquellas que deseaban seguir sus pasos.

Hoy en día esa sombra viaja por todo el mundo acompañando los sueños de todas aquellas que lo intentan. Si miras detrás de ti, notarás esa presencia que hace que sigas adelante, que rendirse no es la solución, que la lucha está en nuestro interior y lo único que quiere es salir.

Ullá



Comentarios

  1. Que linda história!
    Sonhos de realizam é preciso apenas ter um propósito e coragem de seguir e realizá-lo.
    Muito bom ter liberdade e apoio pra fazer o que gosta.

    Te desejo continuação de boa semana.

    Beijos

    ResponderEliminar
  2. Ullá es el nombre que ahora recordaré cada vez que sea necesario. Precioso relato, vivan las mujeres! Viva el ser humano (pero que merezca ser llamado así, HUMANO).

    ResponderEliminar
  3. Me gusto la historia las mujeres siempre debemos actuar con valentía. Te mando un beso.

    ResponderEliminar
  4. Qué preciosidad de relato. Ulla era una mujer que abrió camino a otras por un mundo igual. Me ha encantado cómo nos has hecho viajar por esas tierras y cómo se respiraba libertad y sueños. Enhorabuena, Mar! Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Solo con el sacrificio se derrumban tabús y tradiciones. Solo con la muerte se hacen grandes cambios. Y como Ullá, cuando una ley es injusta, solo cabe desobedecer aun a riesgo de perder la vida. ¿Pero quién se atreve?

    ResponderEliminar
  6. God always love women....
    Thank you for sharing a wonderful story....

    ResponderEliminar
  7. Más que luchar es fluir con la vida a cumplir nuestro destino
    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  8. El bisonte también debería de llevar su nombre, porque al bañarse con la sangre de Ulla se volvió parte de ella.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante para mí. Este blog siempre devuelve todos los comentarios. 😘💖
Gracias a Pixabay por las imágenes

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.

MIS LIBROS