Cupido

Cupido tuvo la culpa, aquel día podía ser uno más, con sus horas, con su rutina, con el pasar del tiempo. Al abrir la puerta me invadía un escalofrío por todo el cuerpo, había sido un día distinto, maravilloso, especial, alegre, divertido, me sentía dichosa tras arrastrar tanta tristeza, soledad, tanto aislamiento, falta de contacto, de ternura, de risa.

Pensaba en aquellos ojos vivos, estaban llenos de luz, me parecieron los más hermosos del mundo, su resplandor me hizo creer que existía la ilusión, la esperanza, y me demostraron sin palabras que el amor podía estar en cualquier lugar.

Todo comenzó cuando de regreso a casa, apurada como siempre, sin saber el motivo, pues todo era rutinario, la prisa era ficticia, nadie me esperaba, nada tenía que hacer que fuese tan importante como para ese apuro que me obligaba a ser como los demás, no tenía que llegar a ninguna parte, sin embargo, al igual que el resto del mundo parecía que siempre llegaba tarde, y esa actitud me arrastraba, era contagiosa.

Mi mente inmersa en no sé qué, no miraba a nadie, simplemente continuaba caminando, mis pies sabían perfectamente hacía donde tenían que ir.

En menos de unos segundos algo se había interpuesto en mi camino, intentado mantener el equilibrio hasta que unas manos me sujetaron, una voz suave, un aroma embriagador, unas palabras de disculpa que sonaron como música me apretaba fuertemente contra su pecho, levanté la vista y aquellos ojos penetraron en mí ser como fuego, se adueñaron de mi corazón devolviéndome una ilusión perdida. Toda la tristeza y soledad adquirida a lo largo de los años, se había convertido en una esperanza, aquella mirada me recordó que todavía existía la fantasía del amor.

No fue más que eso, una fascinación momentánea, que terminó y todo volvió a la normalidad, yo seguí mi ruta y él siguió la suya.

A veces la vida pone en tu camino personas que nunca más volverás a ver, si bien, te deja momentos que recordarás toda la vida.






Comentarios

  1. Me encantan los microrrelatos! Yo también escribo a veces... y soy de las que piensan que no existen las casualidades... esa persona que se cruza en tu camino aunque sea por un momento tiene algo que decirte, algo que enseñarte, como por ejemplo, que bajes el ritmo de tu rutina jejejeje un beso, y a seguir escribiendo así.

    ResponderEliminar
  2. cupido siempre tiene la culpa!!! me encanta como escribes, eso que a veces decimos que sera el destino? la casualidad? o estaba escrito! nose pero a veces esos impulsos que no controlamos y que nos llevan a seguir caminando.... cuando quizás te quedrias haber parado! pero algo te dice que no lo hagas, cupido en ese momento estaba de compras, por lo que siempre tiene la culpa

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Qué gran verdad.
    Hay personas que bueno, no es que te cambien la vida, pero sí se cruzan en ella haciendo que simples momentos los recordemos hasta el fin de nustros días.
    Aunque admito que después de leerte, me hubiese gustado que la historia continuase, aunque quizás pueda hacerlo, porque siempre nos sorprendes Jejeje.
    Cupido tendrá la culpa sí, pero también tenemos que valorar que gracias a sus errores cargamos en la mochila cosas nuevas.
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Es verdad ehhh. Leí un libro de Albert Espinosa que hablaba precisamente de eso. De esas personas que pasan por nuestras vidas aunque sea por poco tiempo pero que por lo que sea te marcan de por vida. Me ha parecido un relato bonito y que te invita a soñar despierto.
    Besazos

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa
    Ay me ha gustado mucho este microrrelato porque transmite esperanza, esperanza en que aún existen esos flechazos de amor o de fascinación que nos dan energías para seguir con la rutina
    Yo he tenido alguno y la verdad es que es una sensación maravillosa
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Una vez más, me ha encantado tu historia. Siempre te digo que escribes genial, pero es que lo pienso de verdad! Que gran razón la gente que nos marca nos cambia la vida aunque sea por segundos,bs

    ResponderEliminar
  7. ┊  ┊  ┊  ┊
    ┊  ┊  ┊  
    ┊  ┊  
    ┊  


    ¡Hola Mar! (○^o^)/)) ☆ Me encanta tu blog ♥, pienso que hacen falta en el mundo más personas que escriban con el alma y espíritu. Cuando el relato es breve se presta a leerlo con facilidad e incluso más de una vez; tu descripción es bastante buena, con este texto literario casi logro sentirme enamorada por primera vista.

    Gracias por compartir ♥.
    ┊  ┊  ┊  ┊
    ┊  ┊  ┊  
    ┊  ┊  
    ┊  

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa! Estoy totalmente de acuerdo, hay veces que la vida hace que nos crucemos con personas que quizás nunca más volvamos a ver pero que en ese momento nos dejan una sensación que no podremos olvidar. Me ha encantado el relato, sin duda me hace reflexionar y pensar que hay personas que con un segundo nos dan energía positiva, alegría y dejan huella. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Claro, porque estamos malacostumbrados a las pelis americanas en las que te tiran los libros al suelo, el café en la ropa o similar y ya has encontrado el amor de tu vida. Y la realidad que eso será uno entre un millón y que las prisas nos nublan la vista y hacen que nos perdamos muchas cosas,bss!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! La vida está llena de oportunidades perdidas, de amores que pudieron ser y no fueron. Pero también hay que elegir y eso supone descartar el resto, ya que no se puede tener todo. Yo creo que es más la ilusión, el deseo o la proyección que hacemos lo que nos hace quedarnos colgadas de momentos así como los que nos narras.

    ResponderEliminar
  11. Esas bonitas casualidades que a veces tiene la vida que te cruza con personas que se convierten en un bonito recuerdo. A veces vamos en automático sin imaginar que cuando menos lo piensas o esperas algo cambia y la vida se vuelve más interesante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber leído el post y por dejar tu comentario, tu opinión es muy importante.

De acuerdo con la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, os informo a todos los que quieran comentar en el blog que se autoriza a que aparezca publicado el comentario con los datos que se aportan al escribirlo.

Lo mas leído en el último mes

¿Podemos hablar?

Sorteo: Te estaré esperando

Acariciando el alma

El cuadro

La mujer de mi vecino